Nutrición, Salud, Medicinas complementarias Libros de Salud, Nutrición y mucho más
Agroecología, Parto Natural, Lactancia Materna home | noticias | contactanos | quienes somos | registrate | 11 de Diciembre, 2016
Holistika.net HOME Nutrición Salud Parto Natural Infancia Agroecología Vida Sostenible Autoevolución Guías
HOLISTIKA » Autoevolución » Interpretación de sueños » Interpretación de sueños: Volar
Autoevolución

Artículos Interpretación de sueños Método Autoevolución
<<-- volver [ imprimir ]

Interpretación de sueños: Volar
Interpretación de sueños: Volar
Autor: Beatriz F. del Castillo
Area: Autoevolución » Interpretación de sueños

Hoy vamos a abordar un tema que se repite en los sueños de los lectores, como por ejemplo volar. Volar es la máxima expresión de libertad que el ser humano pueda imaginar. Es la ausencia total de límites que lo constriñan, es la máxima expresión de autonomía de movimientos. No olvidemos que la que sueña es el alma, la individualidad, que en ocasiones no puede manifestarse como desea pues el instrumento del que se tiene que valer, la personalidad o ego, está lejos de estar en las mejores condiciones para ello.

El ego no es el enemigo a vencer, todo lo contrario, es el instrumento a dominar. El objetivo no es matar al dragón, sino convertirlo en un amigo, educarlo para ser en un aliado para nuestra causa de ser felices. Sin embargo, la cantidad ingente de grabaciones registradas en el inconsciente y que condicionan nuestras reacciones una y otra vez, nos mantienen presos en los mismos círculos viciosos hasta que revisemos de alguna forma dichas grabaciones. Por ejemplo, un patrón de miedo-huida condicionará de forma automática cada vez que nos enfrentemos a una situación de miedo, nos parecerá que la única manera de reaccionar es la huida, hasta que de forma consciente decidamos y grabemos lo contrario. El mensaje del alma para que busquemos la libertad interior y la felicidad puede muy bien comenzar por un placentero sueño de vuelo. El ego vive a base de establecer límites, el alma ansía que desaparezcan, sueña con volar en libertad total.
 
No es extraño que el alma sueñe con volar cuando las circunstancias en la vida real nos demuestren todo lo contrario, como compensación a una situación insostenible en la vida de vigilia y a la vez como demostración de lo que es posible en la vida espiritual. Hay una parte de nosotros que es perfectamente capaz de alcanzar la libertad y otra que vive permanentemente bajo la influencia de ideas preconcebidas, patrones heredados de los padres y grabaciones propias que no deseamos y que sin embargo nos condicionan. ¿cuál de los dos casos es el tuyo? El sueño te anima a superar dificultades, a que desarrolles un punto de vista superior al que hasta ahora has utilizado, a plantearte la vida en términos de totalidad de arriba abajo, es decir anteponiendo la meta espiritual, y luego la mental, la emocional y la material y no al revés como viene siendo habitual en la sociedad de consumo en la que la materia es la reina y señora y la vida espiritual algo a lo que se recurre en caso de enfermedad o tragedia. El vuelo aleja al alma de la tierra, la materia, para acercarse al cielo, la morada de los dioses.

Hay otra interpretación al vuelo en sueños. Todas las noches en mayor o menor medida, nos despegamos del cuerpo físico con nuestro cuerpo astral y quedamos unidos a él por el cordón de plata. El alma sigue su formación y sus experiencias en este plano mientras duerme y puede adquirir toda la información que necesita para solucionar asuntos que tiene pendientes en el físico. Si adquirimos conciencia en este plano al darnos cuenta de que estamos soñando, nos podemos mover lo mismo que en el físico andando normalmente, pero no es la única manera de desplazarse. La voluntad es aquí la reina y señora del movimiento. Una simple decisión voluntaria y consciente de querer volar es instantáneamente concedida. Seguimos moviéndonos como en el físico porque estamos acostumbrados a ello, pero de hecho, al no tener materia densa, el movimiento más normal en estos planos es el vuelo pues no existen límites.

Al irnos a dormir, hay una primera fase del sueños que se llama "sueño Hipnagógico" en el que se suceden imágenes muy rápidas y en el que hacemos una revisión del día. En esta fase el lado izquierdo del cerebro racional está desconectando y el derecho analógico en cambio despierta. Justo después es cuando el cuerpo astral suele despegarse, y en ocasiones lo hace tan rápido que el racional aún no ha desconectado del todo y trata de tomar de nuevo el control, con el correspondiente respingo en la cama. La sensación es como si nos hubiéramos caído de algún sitio.

Todo este proceso es absolutamente normal pero inconsciente. Nadie nos ha enseñado a hacer esto, pero está en nuestro programa la posibilidad de hacerlo. En vigilia también podemos despegarnos del cuerpo y visitar otros planos pero es mucho más difícil que aprovechar un sueño en el que ya estamos fuera del cuerpo y sólo hemos de trasladar la consciencia del cuerpo físico al astral. Muchas personas han tenido esta experiencia de forma totalmente involuntaria y puede causar cierto recelo pues como no hay materia como la conocemos en el plano físico, sus leyes son algo diferentes. No nos desplazamos en el espacio, estamos en el mismo sitio pero en otra dimensión. En otros planos la ley de atracción tiene un efecto mucho más inmediato que en el físico, y nos lleva directamente hacia aquello que vibra en consonancia con nosotros. Lo ideal es haber hecho un trabajo espiritual a conciencia que elimine la parte de sombra que podamos albergar en nuestra psique, que hayamos limpiado en la medida de lo posible nuestros fantasmas interiores, y evitar asi sorpresas en el viaje. Para el trabajo de limpieza interior hay que buscar la terapia adecuada para cada uno, no todas valen para todo el mundo, y para ello existen hoy en dia algunas herramientas muy válidas.

El objetivo del estudio de los sueños que tenemos cada noche es adquirir información precisa de todas las memorias que tenemos activas, de las grabaciones parentales, de todos los pequeños yoes que viven en nuestra personalidad y que dificultan al camino, de lo que nos negamos en la vida, de lo que no creemos merecer, del camino que hemos recorrido y el que nos queda por recorrer. Pero también ayudan a recuperar talentos ocultos, ensayar nuevas formas de creatividad, reprogramar en positivo todo lo que de negativo albergamos, buscar soluciones, encontrar la raíz de los problemas que nos acucian, en definitiva, conocernos mejor para volar de nuevo en libertad.

Beatriz F. del Castillo
Autora de  La clave está en tus sueños

 

 


 



Holistika
Recomienda...
Subscribirse
Subscribirse a
Nuestro Boletín
Curso recomendado
Interpretación de sueños
Interpretación de sueños
por Beatriz F. del Castillo
Sitio Recomendado
Autoevolucion.com
Autoevolucion.com
Autoevolucion.com
© 2006 Holistika • Email de ContactoAviso Legal