Nutrición, Salud, Medicinas complementarias Libros de Salud, Nutrición y mucho más
Agroecología, Parto Natural, Lactancia Materna home | noticias | contactanos | quienes somos | registrate | 1 de Octubre, 2016
Holistika.net HOME Nutrición Salud Parto Natural Infancia Agroecología Vida Sostenible Autoevolución Guías
HOLISTIKA » Autoevolución » Interpretación de sueños » Interpretación de sueños y proyecciones
Autoevolución

Artículos Interpretación de sueños Método Autoevolución
<<-- volver [ imprimir ]

Interpretación de sueños y proyecciones
Interpretación de sueños y proyecciones
Autor: Beatriz F. del Castillo
Area: Autoevolución » Interpretación de sueños

El sistema por el que los sueños y las proyecciones en la vida real se manifiestan es casi el mismo. Ambos son proyecciones de la mente inconsciente, de las creencias a la que damos crédito y poder, sean positivas o negativas; porque creer en algo es crearlo.

Todo lo que nos rodea en la vida de vigila es una proyección de nuestro pensamiento, y todo lo que soñamos también lo es. Nuestra mente es como un proyector de películas que escenifica para nosotros las circunstancias y creencias que albergamos en nuestro interior. Quizá por eso dentro de este mundo existe tanta diversidad de maneras de vivir y de puntos de vista. Dentro de este todo que nos rodea, cada persona experimenta físicamente lo que su mente acepta como su realidad, y experimenta sus circunstancias según ese criterio. No es sólo lo que nos pasa, sino cómo lo vivimos y como nos afecta a nuestra personalidad y a decisiones futuras.

Lo que pensamos
(aspecto masculino de la creación) unido a lo que sentimos (aspecto femenino) da lugar a nuestros actos (los “hijos de esa unión, nuestras creaciones). La vida que se define en nuestras mentes constantemente con nuestros pensamientos, juicios y elecciones diarias. Todo ello forma una espesa red de creencias que emite constantemente al universo la vibración que le corresponde y éste, obediente, nos sirve experiencias cargadas de vibraciones análogas.

Si uno admite sentirse víctima atraerá a un agresor, si no lo cree así aprenderá a defenderse o a evitar experimentar dicha agresión. Si alguien acepta creer de si mismo que es impotente atraerá situaciones en las que lo experimente, a no ser que decida desarrollar su poder personal. Alguien que sostiene que la vida es un “valle de lágrimas” lo experimentará hasta que decida ser feliz pase lo que pase y trabajar para adquirir las herramientas internas necesarias para que así sea. Una persona que piensa que la felicidad es “aburrida” atraerá problemas porque inconscientemente asocia tener problemas a “diversión”. Miles de asociaciones aprendidas y experimentadas desde la inconsciencia forman nuestro “paquete” creativo y generan patrones de pensamiento, sentimiento y acción que se repiten casi automáticamente convirtiéndose en la semilla de nuestra experiencia.


Transformarse es una actitud

Toda esa programación en forma de asociaciones y creencias puede salir a la luz, ser reconocida, actualizada, modificada, y reasociada. Es como hacer la reforma de nuestra casa, abrimos armarios, tiramos paredes, diseñamos de nuevo el espacio interno, aprendemos qué es lo que nos hace felices y lo adquirimos en actitudes. Para eso podemos aprender a extraer de nuestros sueños y nuestras experiencias de vigilia los patrones que gobiernan nuestra vida; ser conscientes de lo que hay, para acceder a la posibilidad de transformar, potenciar o descubrir lo mejor de nosotros mismos.

Podemos hacer el mismo proceso de grabación que venimos desarrollando inconscientemente desde la infancia, pero esta vez hacerlo conscientemente; no ser una consecuencia de la educación o de las circunstancias, sino un producto de la propia elección. Podemos aprender a elegir nuestros pensamientos y reacciones y modificar nuestras circunstancias hasta donde sepamos. Es posible aprender a trabajar con nuestros pensamientos y sentimientos para darles la forma que nos proporciona bienestar. No somos víctimas de las circunstancias, ni de la educación, ni de la familia, somos responsables al menos de nuestro propio mundo y, si todos asumiéramos la responsabilidad de nuestra propia felicidad, también el mundo que nos cobija cambiaría.

El deseo de cambio, de creación y de felicidad es un anhelo del alma en evolución, es un derecho que hemos de trabajar conscientemente para merecerlo, es una actitud vital, es la aventura de la vida.


En el inconsciente hay una clave

El inconsciente personal es un inmenso saco que guarda celosamente cada una de nuestras decisiones, vivencias, experiencias, información de la que apenas somos conscientes. Si la mente racional capta cierta información, la inconsciente lo hace hasta cien veces más en el mismo tiempo, información que queda registrada y en su mayor parte ignorada.

Pero además en el inconsciente está la llave para acceder al inconsciente colectivo de la humanidad. Para entender los mensajes que el universo y los sueños nos envían, hemos de unir el pensamiento lineal, lógico y analítico propio de la mente racional masculina, con el intuitivo, simbólico, emocional y analógico propio de la mente femenina. Ambos son desarrollables independientemente del sexo de la persona, puesto que todos tenemos ambos aspectos que hemos de descubrir cómo integrar en nuestra personalidad. Para eso es fundamental manejar el lenguaje de los símbolos y las señales con la misma facilidad con que manejamos el lenguaje racional..


Sueños y proyecciones

El sistema por el que los sueños y las proyecciones en la vida real se manifiestan es casi el mismo. Ambos son proyecciones de la mente inconsciente, de las creencias a la que damos crédito y poder, sean positivas o negativas; porque creer en algo es crearlo.

Una proyección en la vida real es percibir y reaccionar ante una realidad que es reflejo de la nuestra propia. Cuando hay una reacción emocional, hay una proyección, a veces en activo, y otras en latencia.

Podemos interpretar simbólicamente igual un sueño que una pauta repetitiva en nuestra vida, una vivencia que nos haya causado una sacudida emocional, una señal, o incluso una enfermedad. Cuando re-accionamos ante algo o alguien en la vida real es porque ya ha habido una acción anterior dentro de nosotros. El estudio del patrón que representa la proyección dentro de nosotros mismos, nos dará la pista de lo que hemos de hacer con nuestro propio patrón.

Los personajes de los sueños representan las diferentes partes de nuestra personalidad en ese momento en activo. Cada uno de ellos es un personaje dentro de nosotros que piensa, siente y hace, y se relaciona con otras partes, a veces armónicamente y a veces no. Asi se comprende cómo una persona pueda tener un patrón creativo muy fuerte, y al mismo tiempo otro que sabotee esa creatividad por miedos, fracasos anteriores o creencias limitantes aprendidas desde la infancia.

En este ejemplo, en los sueños aparecerían ambos personajes representando el conflicto, un cuento con moraleja que nos ayudaría a identificar ambas tendencias y como se relacionan. Si identificamos el patrón del saboteador y lo reprogramamos, podremos desarrollar felizmente el aspecto creativo, si no es así, la persona de este ejemplo tendrá enormes dificultades para avanzar y disfrutar del proceso, se saboteará inconscientemente y no logrará sus objetivos.

En el caso de la vida real, la persona se encontraría y reaccionaría a favor o en contra de gente con los mismos patrones en conflicto. Se fijaría precisamente en las personas creativas bloqueadas y sentiría rechazo o compasión por ellas, reflejo del rechazo o compasión que siente por si misma. Al mismo tiempo entraría en proyección negativa con las que reflejen su propia negatividad, su saboteador interno que le impide avanzar y que le habla en negativo de si misma.


¿Como utilizar el reflejo para provocar la transformación interior?

Partiendo de la base de que nos resulta mucho más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el nuestro, si adquirimos la sana costumbre de leer simbólicamente lo que las proyecciones y los sueños en la vida real nos dicen de nosotros mismos, podremos “contarnos el cuento” de otra manera. Si pensando algo lo materializo ¿Qué pasaría si volviera a pensar, si asociara de nuevo? Me estaría dando la oportunidad de vivir otra cosa.

¿Que le pasaría a la persona del ejemplo de antes si lograra identificar a su saboteador y convertirlo en un patrón de disciplina, trabajo y apoyo a su patrón creativo? ¿Qué ocurriría si lograra unir ambas tendencias en un objetivo común, en lugar de que cada una tuviera uno diferente? Su creatividad se desarrollaría espectacularmente; su mente en lugar de mandarle mensajes negativos, le hablaría en términos de apoyo, ánimo y colaboración.

Como primera medida de transformación, lo que veas en los demás que te moleste, piensa si en alguna parte de tu vida haces lo mismo. Mira esa paja en el ojo ajeno y piensa qué le dirías a la persona o la situación reflejada para solucionar su patrón negativo, como crees que desarrollaría mejor sus cualidades, y aplícatelo a ti mismo. En el momento en que te ocupas de tu propio patrón, la mente deja de hablar y proyectarse en los demás y enfoca su energía en algo concreto, la transformación de una tendencia propia.

Y también en el caso de proyección positiva, si admiras algo en alguien, es porque de alguna manera esa capacidad está también en ti, sino no la podrías re-conocer. El re-conocimiento es una señal inequívoca de que ha habido un conocimiento anterior. Sólo tienes que buscar dentro de ti esa capacidad, empezar a creer que realmente la tienes y buscar la manera de desarrollarla.


El trabajo con el espejo

Interpretar los sueños y las proyecciones proporciona información diaria y especifica de nuestras actitudes para los retos a los que en ese momento nos enfrentamos. Cuando identificamos un patrón, lo transformamos y modificamos a voluntad, se produce el efecto mágico de ver los resultados que el universo nos refleja.

De pronto la situación cambia, podemos enfrentarnos y manejar con soltura a la persona o situación que nos reflejaba la antigua actitud, y como ahora sabemos la forma de lidiar con la propia, también gestionamos mejor la ajena. Eso hace que se produzca el momento mágico de comprobar si la persona o situación también se transforma como reflejo de nuestro propio cambio, o desaparece y otra que refleja el nuevo patrón ocupa su lugar en nuestra vida. Aunque tras la transformación de un patrón, quien realmente ha cambiado es uno mismo y su visión del mundo. Es la magia del universo recreándose a través de nosotros.

Beatriz Fdez. del Castillo
Autora de  La clave está en tus sueños


 



Holistika
Recomienda...
Subscribirse
Subscribirse a
Nuestro Boletín
Curso recomendado
Interpretación de sueños
Interpretación de sueños
por Beatriz F. del Castillo
Sitio Recomendado
Autoevolucion.com
Autoevolucion.com
Autoevolucion.com
© 2006 Holistika • Email de ContactoAviso Legal