Nutrición, Salud, Medicinas complementarias Libros de Salud, Nutrición y mucho más
Agroecología, Parto Natural, Lactancia Materna home | noticias | contactanos | quienes somos | registrate | 26 de Septiembre, 2016
Holistika.net HOME Nutrición Salud Parto Natural Infancia Agroecología Vida Sostenible Autoevolución Guías
HOLISTIKA » Infancia » Crianza » Isabel ¿como haces para que tus hijas coman tan bien?
Infancia

Crianza Infancia Escuela Agenda Libros Interesantes Enlaces
<<-- volver [ imprimir ]

Isabel ¿como haces para que tus hijas coman tan bien?
Isabel ¿como haces para que tus hijas coman tan bien?
Autor: Isabel F. del Castillo
Area: Infancia » Crianza

Cuando mis hijas eran pequeñas, muchas veces me hicieron esa pregunta.  Cuando comían en casa de amigas, a sus padres siempre les llamaba la atención que mis hijas comían de todo, no hacían remilgos, y estaban dispuestas a probar cosas nuevas. En el colegio, eran  de las pocas que se comían las verduras y la ensalada.  Cuando entonces me preguntaban cómo lo había hecho, no tenía una respuesta elaborada. Pero hace poco una amiga me lo volvió a preguntar, y el echar la mirada atrás me dí cuenta de que sí ha habido un criterio claro en cómo había criado a mis hijas en ese aspecto.

Quizá lo más importante es que siempre consideré que la comida, para todos en general, y en especial para los niños, es mucho más que ingerir alimentos para mantenerse vivo y sano.  Comer es un placer, es una experiencia sensorial, e incluso una experiencia afectiva.  Para los niños, el mundo entra a través de los sentidos.  Por lo tanto, siempre procuré que la comida estuviera rica.  

He de reconocer que tengo buena mano con la cocina, hago una comida muy sencilla y casera, pero todo queda muy bueno.  No creo que cocinar así lleve más tiempo, a veces incluso lleva menos.  No es tanto una cuestión de técnica, como de intención, de atención y de actitud. Por consiguiente, mis hijas disfrutaban -y disfrutan- mucho con la comida que cocino. Nunca tuve que decirles que comieran, jamás insistí.   Desde que se pusieron e huelga del purecito "de prescripción médica", las dos con escasamente un año de vida, pasaron directamente a la comida que comíamos nosotros.  La primera comida "adulta" que comió mi hija la mayor, cuando tenía un año, fué algo que ya tenía preparado: pollo al ajillo y arroz.  Todavía recuerdo ese momento, cómo comía con verdadero arrobo, mirandome de vez en cuando como queriendome decir: "Pero mamá, ¿como has podido ocultarme ESTO???".  

Mis hijas nunca tuvieron platos y vasos con personajes del merchandising infantil de moda en ese momento.  Dado que lo interesante era lo que había dentro del plato, no consideré necesario llamar su atención con ese tipo de reclamos.  Tampoco tuvieron platos o vasos de plástico, de colores chillones y a prueba de caídas.  Tenían los mismos que nosotros, desde el principio.  Quizá costó una docena de platos / vasos rotos, pero no mucho más.  Pronto aprendieron a comer con cuidado para que no se cayeran, y en todo caso, creo que ver caer y romperse en añicos un vaso de cristal es una clase en directo de "conocimiento del medio" de la que que no hay que privarles.

Otra cosa importante es que siempre tuvieron toda la autonomía que reclamaron, desde bebés. Desde que los bebés tienen meses, es difícil darles una papilla o un puré sin que intenten quitarte la cuchara.  A partir de ese momento, ellas tenían su cuchara y yo la mía.  Al principio atinaban mal, luego mejor, y muy pronto comieron solas.  Bien acompañadas, pero por sí mismas.  Comer, en ese sentido también, siempre fué una actividad de lo más interesante.

Nunca hemos tenido TV en la cocina ni en el comedor.  Creo que comer es una actividad importante, y que merece estar presentes. Pienso que distraer a los niños con dibujos animados para que coman es una forma de quitar valor a la comida y al hecho de comer, y de embotar sus sentidos, además de que interfiere y perturba la atmosfera de comunicación que se crea en ese momento (no en balde la especie humana en todo el mundo celebra los encuentros comiendo y bebiendo juntos). 

Como decía más arriba, siempre he puesto mucho cuidado en darles comida de calidad y bien preparada.  He procurado evitar comida precocinada y cualquier cosa que llevara saborizantes y aditivos químicos. Tampoco he utilizado esa salsa roja de bote de plástico que suele utilizarse para que los niños coman cualquier cosa, todo ello uniformado con el mismo sabor.  Creo que los sabores fuertes y artificiales de la comida industrial son tan intensos y planos que saturan su paladar, y de alguna forma les incapacita para percibir y disfrutar de los aromas y sabores más sutiles de la buena comida natural.  Lo he visto a menudo, en niños y niñas que han comido en casa, y que teniendo algo riquisimo en el plato, me han pedido esa salsa roja de cuyo nombre no quiero acordarme para poderselo comer.  Eran incapaces de apreciarlo.

Siempre miro las etiquetas y procuro comprar buenas materias primas y productos de calidad. Pero tampoco ha habido tabús.  Nunca he comprado chuches, pero las han comido en fiestas y cumpleaños.  No compro refrescos, pero fuera de casa si quieren los toman. Y así con todo.

Hoy en día, más mayores, siguen comiendo muy bien, por supuesto.  Pero sobre todo veo que tienen criterio para discernir lo que es bueno y merece ser comido y lo que no, y son capaces de percibir las señales del cuerpo que en un momento determinado les pide algo concreto.  Pienso, por ultimo, que cuando cocinas con amor, la comida lleva algo más, algo que nutre el alma, además del cuerpo, y que alimenta los vínculos afectivos.  Y sobre todo, disfruto cuando dicen:  "mmmmmmm, qué rico está, mamá".

Isabel Fernandez del Castillo
 
 


Holistika
Recomienda...
Subscribirse
Subscribirse a
Nuestro Boletín
Libro recomendado
El amor maternal
El amor maternal
Libro de TDAH
Tratamiento Natural del TDAH
Tratamiento Natural del TDAH
Trastorno por Deficit de Atencion e Hiperactividad afecta a 5-8% de niños españoles
Libros recomendados
Libros sobre crianza e infancia
Libros sobre crianza e infancia
Psicología infantil, juego...
© 2006 Holistika • Email de ContactoAviso Legal