Nutrición, Salud, Medicinas complementarias Libros de Salud, Nutrición y mucho más
Agroecología, Parto Natural, Lactancia Materna home | noticias | contactanos | quienes somos | registrate | 25 de Septiembre, 2016
Holistika.net HOME Nutrición Salud Parto Natural Infancia Agroecología Vida Sostenible Autoevolución Guías
HOLISTIKA » Infancia » Escuela » Metodología Waldorf en la escuela primaria
Infancia

Crianza Infancia Escuela Agenda Libros Interesantes Enlaces
<<-- volver [ imprimir ]

Metodología Waldorf en la escuela primaria
Metodología Waldorf en la escuela primaria
Autor: Chelo Abad García
Area: Infancia » Escuela

Las ciencias naturales constituyen el eje de la formación primaria en las Escuelas Waldorf. La parte práctica del curso consiste en plantar un pequeño huerto de trigo, mantenerlo y recolectar sus frutos

La naturaleza y el medio desempeñan un papel clave en el método de Pedagogía Waldorf. Este método, que parte del todo y busca comprender las partes en su entorno, se aplica a lo largo de todo el plan escolar. Por ello, las ciencias naturales, como la botánica, la zoología, la geografía, la horticultura y la mineralogía, constituyen una parte importante de la formación primaria.

Hacia los nueve años la admiración por el mundo, característica de la etapa infantil, ha de ser transformada en interés activo: el niño necesita que se guíe su interés con un empuje mayor. Es una edad en que los niños empiezan a ser más conscientes de sí mismos, y toman distancia frente a lo que les rodea. En las Escuelas Waldorf, se considera que es buen momento para aprender cómo la humanidad se relaciona con la naturaleza, cómo la protección y alimento del ser humano dependen de la transformación de materias naturales, y para saber que al regalo de la riqueza de la naturaleza va unida una obligación de responsabilidad. Se enseña a los alumnos el modo en que la humanidad aprendió a labrar y crear comunidades. La parte práctica del curso consiste en plantar un pequeño huerto de trigo, mantenerlo y recolectar sus frutos. Después, molerán el grano y elaborarán el pan. Asimismo, se les enseña en qué consiste el oficio de construir, descubren cómo los materiales brutos se transforman y usan en la construcción, y todo ello lo ponen en práctica fabricando un horno, una valla, una caseta o algún elemento necesario para la escuela.

Tras la crisis de identidad infantil propia de los nueve años, el niño se encuentra a gusto consigo mismo y con el mundo, está hambriento de experiencias en las que él sea el autor. Es una etapa caracterizada por curiosidad y vivo interés, unidos a un grado elevado de autosuficiencia e independencia. Es el momento escogido para enseñarles el papel especial que el ser humano desempeña con respecto al mundo animal, un conocimiento que adquirirán en clase de zoología. En estas clases, la capacidad descriptiva del maestro es crucial para la participación emocional de los niños. Los alumnos expresan sus sentimientos hacia los distintos animales en dibujos, pinturas, modelados e incluso poesías. De esa manera van conformando su libro de texto.

En la clase de botánica de quinto curso, el mundo vegetal se estudia como un organismo vivo global. Se enseña primero acerca de las especies autóctonas de la región donde viven los alumnos y después de las variedades típicas de distintas zonas geográficas de la Tierra. Se procura que los niños desarrollen un pensamiento ecológico. La botánica se estudia de dos formas distintas, mediante la observación práctica y a través de descripciones imaginativas. El trabajo en el aula está complementado con el trabajo de campo llevado a cabo en las cercanías de la escuela.

Alrededor de los doce años, el comienzo de la pubertad, los chicos necesitan desarrollar una relación más física y práctica con la tierra y, por ello, se inician en ese momento las clases de horticultura. A parte de los aspectos físicos del trabajo, la horticultura es una ciencia precisa que aporta un conocimiento especial sobre la causalidad en un contexto vivo. Los alumnos aprenden a observar, recoger semillas, fabricar abono y elaborar planes de rotación de cultivos. También desarrollan su percepción acerca de los aspectos económicos de la producción, además de un respeto hacia los productores del sector alimentario, labor que experimentan en la práctica vendiendo sus propios productos en un mercadillo organizado por la escuela.

Asimismo, a esa edad los alumnos son capaces de comprender por primera vez la influencia del mundo mineral sobre la geografía y la actividad humana. Así, al igual que en sus huesos en crecimiento comienzan a predominar fuertes procesos de mineralización, también desarrollan las facultades cognitivas necesarias para entender las leyes del mundo inorgánico. La geología es siempre una asignatura bien acogida en el sexto curso. Tiene algo que ver con el deseo del joven adolescente de sentirse sobre terreno sólido y de comprender los hechos básicos del mundo. Es el momento de poner los cimientos en botánica, mineralogía y estudio del suelo combinado con la horticultura práctica.

Chelo Abad García
www.escuela-waldorf.com



Holistika
Recomienda...
Subscribirse
Subscribirse a
Nuestro Boletín
Cursos recomendados
Crianza e Infancia
Crianza e Infancia
www.terramater.es
Libro de TDAH
Tratamiento Natural del TDAH
Tratamiento Natural del TDAH
Trastorno por Deficit de Atencion e Hiperactividad afecta a 5-8% de niños españoles
© 2006 Holistika • Email de ContactoAviso Legal