Nutrición, Salud, Medicinas complementarias Libros de Salud, Nutrición y mucho más
Agroecología, Parto Natural, Lactancia Materna home | noticias | contactanos | quienes somos | registrate | 24 de Abril, 2014
Holistika.net HOME Nutrición Salud Parto Natural Infancia Agroecología Vida Sostenible Autoevolución Guías
HOLISTIKA » Nutrición » Cocina Saludable » Sopa de miso con algas wakame
Nutrición

Artículos Alimentos Especiales Vitaminas y minerales Cocina Saludable Libros Interesantes Alimentos ecológicos
<<-- volver [ imprimir ]

Sopa de miso con algas wakame
Sopa de miso con algas wakame
Autor: Cocina tradicional japonesa
Area: Nutrición » Cocina Saludable

Muchas personas la han probado por primera vez en los restaurantes japoneses (miso shiru). Es una sopa que se prepara con una pasta de soja fermentada. Dependiendo de los ingredientes (soja sola, soja+arroz, soja+trigo) tiene distintos nombres y sabe diferente. Las variedades mezcladas son de sabor más suave. Tiene entre sus múltiples virtudes el hecho de que se tarda cinco minutos en prepararla. Es, por tanto, un excelente fast-food.

El proceso de fermentación de la soja y el cereal transforma el alimento, convirtiéndolo en algo realmente superior. En ese proceso se predigieren parte de los nutrientes, generándose en el proceso gran cantidad de enzimas digestivas (proteasas, lipasas, amilasas), resultando un alimento muy enzimático y favorecedor de las digestiones. Por eso se debe tomar siempre como primer plato. Las personas con dificultades digestivas, que se sienten hinchadas después de comer, o a quienes las verduras crudas le resultan indigestas, la sopa de miso les sienta muy bien. Por otra parte, las bacterias responsables de la fermentación producen gran cantidad de lactobacilos, por lo que es un excelente regenerador de la flora intestinal. En la fermentación también se producen vitaminas del grupo B, siendo especialmente interesante su contenido en vitamina B12, una vitamina esencial para la formación de glóbulos rojos, que sólo se encuentra en los alimentos de procedencia animal y en los vegetales fermentados. El miso, junto con el polen, el alga espirulina y los fermentados vegetales (pickles) son unas de las escasas fuentes vegetales de esta vitamina, lo que es muy interesante para los vegetarianos.

Otro efecto interesante de la fermentación de la soja es que produce la descomposición de ciertas sustancias de la soja inhibidoras de la tiroides, de la enzima tripsina y también de la absorción de hierro y de zinc. Por último, es interesante recordar que contiene fitoestrógenos, cuyo efecto protector frente al cáncer de mama es de sobra conocido.

Preparación:

Elegir un miso de calidad, de cultivo orgánico y sin manipulación genética. El miso genmai (soja + arroz) o mugi (soja + cebada) son más suaves que el tipo hatcho (sólo soja). Es mejor en envase de vidrio y debe especificar que NO ESTA PASTEURIZADO, que es de cultivo biológico y sin transgénicos.

Se remoja un poco para que se ablande y se corta en trocitos una tira de alga wakame. Cocer 5 minutos. Una vez retirado del fuego se le añade una cucharadita de miso, removiéndolo bien. Después puede añadirsele unas rodajitas de cebolleta.

Se puede preparar miso a partir de un caldo ya preparado de verduras (puerro, nabo, apio, unas hojas de acelga…) y alga kombu. Luego se le añade el alga wakame (hervir 5 min.) a la ración que se va a tomar y la cucharadita de miso una vez retirado del fuego.

El caldo de miso y algas puede también añadirse a otros platos para hacerlos más caldosos (lentejas, por ejemplo). Pero es preciso tener en cuenta siempre que el miso hay que prepararlo en el momento, y que NO DEBE HERVIR, ya que destruiría su riqueza enzimática.



Holistika
Recomienda...
Subscribirse
Subscribirse a Nuestro Boletín
Subscribirse a
Nuestro Boletín
Curso Recomendado
Curso huerto ecológico y<br>Taller huerto en terrazas
Curso huerto ecológico y
Taller huerto en terrazas

Madrid
© 2006 Holistika • Email de ContactoAviso Legal