Nutrición, Salud, Medicinas complementarias Libros de Salud, Nutrición y mucho más
Agroecología, Parto Natural, Lactancia Materna home | noticias | contactanos | quienes somos | registrate | 18 de Abril, 2014
Holistika.net HOME Nutrición Salud Parto Natural Infancia Agroecología Vida Sostenible Autoevolución Guías
HOLISTIKA » Parto Natural » El Bebé » Qué ocurre con el bebé que nace por cesárea
Parto Natural

Parto Fisiológico Parto Medicalizado OMS La Cesárea Historias de partos Historias de partos II El Bebé Lactancia Materna Libros Enlaces Agenda
<<-- volver [ imprimir ]

Qué ocurre con el bebé que nace por cesárea
Qué ocurre con el bebé que nace por cesárea
Autor: Robin Lim
Areas: Parto Natural » La Cesárea
Parto Natural » El Bebé

En el mejor nacimiento por cesárea que he visto, la madre y el bebé no estuvieron juntos hasta una hora después del parto. Elmundo del bebé se hace añicos cuando, nada más nacer, se le separa de su madre.

Hace dos semanas recibí a dos bebés, una maravillosa niña y, unos días después, un niño. Esa semana nacieron aquí, en nuestra pequeña ciudad, un total de cinco bebés: dos a los que tuve el honor de recibir en sus hogares, y tres nacidos en el hospital.

Los tres que nacieron en el hospital están todavía en la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatología. A los tres se les separó de sus madres. Los tres nacieron por cesárea. Fue una semana dura.

Uno de los bebés nacidos en casa tuvo una suave entrada en nuestro mundo, sin una arruga. El otro tuvo una distocia de hombros durante siete minutos; después de tres minutos y medio de reanimación, se agarró a la vida y salió adelante. En ningún momento se ha separado de su madre; su lactancia ha sido maravillosa, ininterrumpida y muy gratificante para él.

Desearía poder decir que los tres bebés que nacieron en el hospital también van bien. La mayor parte de mi vida la he pasado en Asia, trabajando como comadrona; allí tuve la oportunidad de asistir a muchos nacimientos por cesárea. Algunas, innecesarias; otras, necesarias. La placenta previa y la rotura de la cicatriz de una cesárea anterior son cosas que me han hecho dar las gracias a Dios por la ciencia y la cirugía especializada.

En el mejor nacimiento por cesárea que he visto, la madre y el bebé no estuvieron juntos hasta una hora después del parto. Durante esa hora de separación se le cortó el cordón al bebé, se le succionó de forma agresiva, se le midió y pesó, y se le administró profilaxis ocular en contra de lo que la madre había dicho por escrito.

Se le tomó la temperatura en el recto, se le tomaron las huellas, se le pinchó el talón para sacarle sangre y hacerle la prueba de detección de la subnormalidad de origen metabólico y se le inyectó vitamina K. Lo bañaron, secaron e identificaron con una cinta. Cuando lloraba buscando el pecho de su madre, le ponían un pacificador chupete en la boca. Tuvo suerte. Otros bebés nacidos por cesárea no salen tan bien parados.

Mi experiencia como comadrona me ha llevado a plantearme ¿Qué pasa con el bebé? ¿Cuáles son los riesgos que corren el organismo y el alma de los bebés nacidos por cesárea? El Dr. Seuss deja hablar al Lorax por los árboles. ¿Quién habla por nuestros bebés?

Nyoman era una primípara de 38 años y una destacada artista balinesa. Debido a las numerosas intervenciones [durante el trabajo de parto], su bebé nació por cesárea. La niña pesó 3'500 kg.; era una robusta bebé a término. En seguida se la llevaron al Servicio de Enfermería; allí la agarré suavemente mientras le afeitaban un trozo de su espeso pelo negro para administrarle los antibióticos IV. Nyoman fue trasladada a otra ala del hospital. Durante toda la noche estuve subiendo y bajando escaleras y corriendo por los pasillos para echarles un vistazo a la madre y la hija.

Al final, cuando supuestamente ambas estaban bien, me fui a casa. Esa noche atendí un parto en casa. Por la mañana volví a casa y me preparé para ir al hospital a ver a Nyoman y su bebé.

Sonó el teléfono; era el marido de Nyoman, para decirme que el bebé había muerto (lo más probable de sepsis, aunque la causa no se había determinado) Inmediatamente enviaron su pequeño cuerpo a casa para el entierro. Nyoman seguía en el hospital con fiebre. Nunca llegó a ver a su preciosa hija.

Durante mis siete años de trabajo en Indonesia y Filipinas me he dado cuenta de que los procedimientos quirúrgicos de la obstetricia occidental se han exportado de forma agresiva a Asia, con la diferencia de que aquí se trabaja sin las condiciones higiénicas básicas.

La edición del William Obstetrics de 1985 (p. 868) decía: "es cierto que el índice de mortalidad y morbilidad materna y perinatal es mayor en los partos por cesárea, en parte por las complicaciones que motivan la cesárea y en parte por los riesgos inherentes al nacimiento a través del abdomen"

 

"En el mejor nacimiento por cesárea que he visto, la madre y el bebé no estuvieron juntos hasta una hora después del parto"

En A Good Birth, A Safe Birth, los editores publican que las cuatro complicaciones más frecuentes en los bebés nacidos por cesárea son: ictericia, complicaciones repiratorias, los efectos de la medicación y los períodos de adormilamiento después del parto (1). Las cuatro interfieren en el establecimiento temprano del vínculo afectivo entre la madre y el bebé. Las tres primeras, seguramente, obligan a medicar al bebé, lo que puede resultar terrorífico para el recién nacido.
Las investigaciones sobre la oxitocina nos muestran otros aspectos de los efectos de la cesárea sobre el bebé. La oxitocina natural, segregada por el organismo], llamada hormona del amor, se libera cuando los seres humanos comparten una comida, en la lactancia y, tanto en el hombre como en la mujer, cuando hacen el amor. De todas maneras, se encuentra en su máxima plenitud durante el trabajo de parto y el nacimiento.

¿Qué ocurrirá en el organismo de un bebé al que se le niega la experiencia de la oxitocina [natural] en un parto vaginal?

La investigación muestra que nos encontramos con un nivel comparativamente menor en los niños autistas (2).

El Etólogo Premio Nobel Niko Tinbergen encontró correlación entre las intervenciones médicas durante el parto y la predisposición al autismo (3). En 1991, Ryoko Hattori evaluó los riesgos de padecer autismo según el tipo de nacimiento; concluyó que los bebés nacidos en el hospital, a los que se somete al proceso rutinario del trabajo de parto y nacimiento (sedantes, anestesia y analgésicos) tienen un mayor riesgo de llegar a desarrollar el autismo (4).

¿Qué nos enseña esta investigación sobre la práctica tan frecuente de cesáreas? Debemos pensar que un bebé que se pierde toda la intensidad del proceso normal del trabajo de parto y nacimiento, tal como Dios lo diseñó, también se pierde algo vital de su propia vida.


"El mundo del bebé se hace añicos cuando, nada más nacer, se le separa de su madre"

En su libro The Scientification of Love, Michel Odent analiza las consecuencias del nacimiento y las primeras horas de vida extrauterina. Con gran destreza, documenta y hace referencia a un gran número de investigaciones que confirman lo que las madres y las comadronas siempre hemos sabido: las condiciones ambientales de un parto y las primeras horas de vida determinan la salud psicológica y espiritual del ser humano. Las investigaciones demuestran que el contacto entre la madre y el bebé es la forma ideal de amor, a la vez que después del nacimiento hay un corto y crítico espacio de tiempo que provoca consecuencias a largo plazo. Por desgracias, dice: "la separación de la madre justo después del nacimiento daña la capacidad de uno para amar"

La mayoría de los bebés nacidos en el hospital experimentan la separación de la madre inmediatamente después del nacimiento, y los bebés nacidos por cesárea están aún más tiempo separados. Los gerentes [de los hospitales], con el fin de proteger al hospital y sus empleados de posibles denuncias, establecen la política de mantener a los bebés recién nacidos por cesárea en la Unidad de Cuidados Intensivos; ya que la operación incrementa el riesgo de infección, los bebés nacidos por cesárea son más propensos que los nacidos vaginalmente a recibir antibióticos.

Imagina la vida intrauterina: el calor, la suavidad, el sabor de la madre, el sonido de los latidos de su corazón y su suave voz. La madre es todo lo que el bebé conoce. Incluso al padre lo conoce a través de la madre (dependiendo de cómo él la haga sentir). La madre es alimento. Es el universo. Cuando nos llevamos al bebé, aunque sea a dos pasos, la confianza se rompe. El mundo del bebé se hace añicos.

Las comadronas debemos aceptar que, en uno u otro momento, una madre y un bebé a los que estemos atendiendo vivirán una cesárea. Yo insisto en la palabra "parto", ya que un parto por cesárea resulta tan milagroso como un parto vaginal. La atención postparto a los padres que han tenido una cesárea ha de incluir el consuelo.

Yo le digo a estos padres que, un mes después (5), no hay diferencias significativas respecto del vínculo con el bebé entre los niños nacidos vaginalmente y los nacidos por cesárea. Esto es una buena noticia.

Una vez oí decir a Elisabeth Kubler-Ross: "La gente es recuperable en un 100%" Lo decía feliz, con convicción.

Yo me aferro a sus palabras.

A los padres de bebés nacidos por cesárea: tened confianza y sanad a vuestros bebés con contacto, con amor.

Robin Lim

Robin Lim es comadrona y poeta. Vive entre una pequeña ciudad de Iowa y Bali, Indonesia y la Ciudad de Baguio, en las montañas de Filipinas. Su primer libro, After the Baby's Birth... A Woman's Way to Wellness, ha sido publicado por Celestial Arts, Berkeley.

Publicado por la revista Obstare
Publicado por primera vez en el nº 57 (primavera 2001) de la revista Midwifery Today

 

Artículos relacionados:

Libros recomendados:

 

Bibliografía

1 Korte, D. y Scaer, R. (1992): A Good Birth, A Safe Birth (3ª ed.) Harvard Common Press.
2 Odent, M. (1999): The Scientification of Love. Londres y Nueva York: Free Association Books.
3 Tinbergen, N. y Tinbergen, A. (1983): Autistic Children. London: Allen and Unwin.
4 Hattori, R. et al. (junio 1991): Autistic and developmental disorders after general anesthesic delivery. The Lancet 1.
5 Fortier (1988) Mosby (1997): Maternity and Women's Health Care (6ª ed.)



Holistika
Recomienda...
Subscribirse
Subscribirse a
Nuestro Boletín
Libro recomendado
Bebés canguro
Bebés canguro
Método Madre Canguro
Libro recomendado
El amor maternal
El amor maternal
La revolución del nacimiento - eBook
La revolución del nacimiento
La revolución del nacimiento
es un libro liberador. La ciencia ha demostrado que la seguridad del parto normal no depende del uso de tecnologías sofisticadas que someten a la mujer
© 2006 Holistika • Email de ContactoAviso Legal