Nutrición, Salud, Medicinas complementarias Libros de Salud, Nutrición y mucho más
Agroecología, Parto Natural, Lactancia Materna home | noticias | contactanos | quienes somos | registrate | 26 de Octubre, 2014
Holistika.net HOME Nutrición Salud Parto Natural Infancia Agroecología Vida Sostenible Autoevolución Guías
HOLISTIKA » Salud » Dolencias » Yo me curé de fibromialgia
Salud

Artículos Dolencias Medioambiente y Salud Mujer y Salud Belleza natural Medicinas complementarias Libros Interesantes Enlaces
<<-- volver [ imprimir ]

Yo me curé de fibromialgia
Yo me curé de fibromialgia
Autor: Alfred Blasi
Area: Salud » Dolencias

Todos los síntomas de la Fibromialgía se me redujeron o desaparecieron con la ingestión continuada de la adecuada proporción de un determinado número de sales minerales.


Me llamo Alfred Blasi y he sido enfermo de Fibromialgia.

Nací en 1966 por lo que tengo ahora mismo 36 años de edad. Nací en Arbucies (Girona), pero actualmente vivo en Reus (Tarragona)

Soy informático de profesión.

En 1996, a raíz de una fuerte gripe que padecí, me quedaron unas secuelas en forma de dolor muscular en la zona lumbar. En pocos meses, en lugar de disminuir estas molestias, éstas se acrecentaron hasta tal punto que nada me calmaba el dolor que sentía.

Mi médico de cabecera se sentía desbordado y me mandaba que fuera a urgencias cuando ya no aguantaba más el dolor.

Rápidamente, al dolor se unió la contractura muscular y otras cosas muy molestas aunque no tan invalidantes para mi, como los problemas abdominales, las pérdidas de memoria temporales, los temblores, la imposibilidad de descansar por la noche y el levantarme como si me hubieran dado una paliza, entre otras cosas.

Pasado un año ya de estar con estos síntomas, me ingresaron en una clínica de Reus y en pocos días me diagnosticaron dos enfermedades: Fibromialgia y Espondilitis anquilosante.

Con el tratamiento a base de antidepresivos, relajantes y muchos analgésicos, me dieron el alta del hospital.

AL ir empeorando, en menos de un mes, estos mismos doctores que me hicieron el diagnostico me aconsejaron el visitarme en un hospital de Barcelona (a 100 kilómetros). Así lo hice y me ingresaron en el Hospital Clínico Universitario de Barcelona. Conclusión: la misma.

Además me indicaron que soy “acetilador rápido” y que esto significa que mi organismo “destruye” muy rápidamente la medicación con lo que necesito más que una persona normal.

Salí de allí con otra vez antidepresivos, relajantes y analgésicos.

A partir de entonces participé en distintos estudios como enfermo voluntario entre los que se encuentran estudios del sueño, estudios de hipnosis y algunos que demostraban que los enfermos de fm tenemos un bajo nivel de serotonina en el cerebro o que nuestro hipotálamo se encuentra poco irrigado de sangre.

Probé acupuntura, homeopatía, osteopatía, fisioterapia, hidroterapia, etc...con distintos resultados. Hasta incluso me recetaron hacerme electroshocks por ...”probar”.

Fui de mal en peor. Cada día visitaba urgencias, donde empezaron a calmarme el dolor con mórficos. Al poco tiempo se me recetaban mórficos en parches y finalmente en inyectables. Me trataban en reumatología, clínica del dolor, psiquiatria y evidentemente, medicina familiar.

En este momento se me concedió de oficio la INVALIDEZ ABSOLUTA Y PERMANENTE POR FIBROMIALGIA (100%).

El otro diagnostico fue omitido del certificado de la invalidez

Paralelamente a esto, también me concedieron el 75% de MINUSVALÍA con soporte de tercera persona y baremo de movilidad, puesto que muchos días ni me podía mover de la cama.

Así pasaron algunos años hasta que desesperado hice caso a varias personas de mi entorno que me aconsejaban buscar mi propio camino y no rendirme ante esta adversidad.

Decidido a buscar algo que mejorase o explicase mis síntomas, empecé a investigar el funcionamiento de los músculos, leyendo múltiples enciclopedias y libros de varias Universidades de Medicina de todo el mundo.

En primer lugar, me centré en el funcionamiento muscular y en localizar tipos de sustancias que en su alteración pudieran desencadenar los síntomas que yo tenía. Probé con vitaminas, proteínas, y un sin fin más de productos.

Cuando llegué a los minerales, vi que podían explicar muchas de las cosas que conocía hasta ese momento sobre la enfermedad. Localicé en una célula muscular qué sustancias químicas básicas están contenidas y cuales de ellas podían ser causantes.

Después de encontrar la proporción de unos 25 elementos químicos que modifican su concentración en las células, cuando hay molestias musculares o sobreesfuerzos, centré mi investigación en reducir este número de sustancias a la mínima cantidad que fueran imprescindibles.

Con ello y después de varios meses de pruebas en mi mismo, conseguí encontrar la combinación de Na, K, Ca y Mg que es absorbida por el organismo para volver a dejar los valores normales de concentración en las células.

Posteriormente, comprobé que todos los síntomas de la Fibromialgía se me redujeron o desaparecieron con la ingestión continuada de la adecuada proporción de estas sustancias.

Cuando volví a caminar, a salir a la calle solo, a conducir...y a recuperar mi vida, decidí compartirlo con los demás. Primero lo di a varias amigas y compañeras de enfermedad y comprobé que, si eran constantes en tomarlo, también mejoraban.

Estas personas se lo dijeron a otras y así empezó a correr la voz de una ciudad a otra, de una provincia a otra y de una nación a otra. Cuando mi teléfono se saturó de llamadas, creé una pagina web para explicar mi experiencia y así se multiplicó el número de personas que tuvieron acceso a lo que yo deduje.

Al momento varios médicos de todo el mundo se interesaron por el tema y gustosamente les expliqué mis conclusiones y mi evolución.

Soy consciente que yo me he curado con este preparado, porque varias veces mi esposa me varió las proporciones de los elementos y la fórmula, en mi ya no funcionaba. Cuando veía mi caída me decía que había alterado el preparado y lo volvíamos a preparar. Curiosamente mejoraba de nuevo.

Actualmente, hago vida totalmente normal, hago deporte, no tomo ni medicación ni suplemento alguno (tampoco tomo el preparado que salió de mi fórmula). He necesitado tomarlo sin interrupción durante 14 meses pero ya llevo varios sin tomarlo.
No tengo síntoma alguno de la fm ni de SFC.

Por fin ya tengo certificados que demuestran mi “CURACIÓN”. Ya lo tengo por escrito así es que puedo decirlo. Curiosamente también ha remitido mi espondilitis anquilosante, de la cual no queda el más mínimo rastro. ¿Error de diagnostico? Quien sabe!

De la mezcla que hacia yo en mi casa y que regalaba a quien la quería, se ha pasado a que la gente que quiere tomarlo lo tiene disponible en sus farmacias a través de un laboratorio que lo fabrica.

Afortunadamente, muchos miles de personas dicen que están mejorando también y algunos ya ni lo toman y sólo desean olvidarse de la enfermedad.

Nunca diré yo que mi preparado CURA la fm. Ha curado MI fm y si alguien dice que está curado, será cada uno el que lo diga. Yo ni soy médico, ni creo que lo sea jamás.
Afortunadamente, muchos profesionales de la salud se han decidido a probarlo en sus pacientes ya que es un preparado por cantidad y proporción totalmente inocuo. Los resultados ya están llegando y no hacen más que confirmar todas y cada una de mis conclusiones.

Desde aquí, hago un llamamiento a la comunidad médica y a quien esté en su mano para que se lean este escrito y, desde mi humilde condición de ex-enfermo de fm, nos escuchen a tantos miles que, o estamos mal diagnosticados durante años, o puede que éste sea un camino de la solución a este tan grave problema.



CONCLUSIÓN:

Cuando a partir de un estudio surge una Teoría sobre la causa de la enfermedad, lo siguiente es demostrar que la Teoría funciona, por lo que ésta deja de ser Teoría en el momento que al suministrar continuadamente una solución de iones en una determinada proporción, se mejora rápidamente de los síntomas de la Fibromialgia y el SFC.

Mi explicación sobre la causa de la enfermedad es que en un momento determinado de nuestra vida, debido a un proceso infeccioso (Gripe, Cándida, etc...), debido a un sobreesfuerzo continuado (trabajos físicos agotadores, deportistas, etc...) o sobretodo, debido a un hecho que nos haya causado estrés post-traumático y gran ansiedad (Pasar por quirófano, Enfermedad ó muerte de algún familiar o amigo, separación de la pareja, etc...) nuestro organismo pierde gran cantidad de los iones Na, K, Mg y Ca.
La pérdida masiva de estos iones se produce en la sangre, pero ésta debe recuperar sus niveles normales a partir del aporte de la dieta o, en su defecto, de la reserva que tiene en las células musculares.

Todo esto está perfectamente descrito en libros de Medicina, así como que en muchas personas, es prácticamente imposible recuperar los niveles normales solamente con la alimentación. Pensemos que muchos de estos iones se pierden en los alimentos al reaccionar con conservantes, colorantes, estabilizantes, insecticidas o simplemente, con la cocción. A muchos de nosotros nos han dado suplementos de alguno de estos iones, con la convicción de que tal vez nos falte uno de ellos.

Yo he comprobado que si elimino uno de los 4 o si vario la fórmula en proporción superior al 3% ya no tiene el mismo efecto. Todo ello tiene su explicación química cuando vemos como reaccionan estas sustancias en el interior de las células. Cuando a una persona le suministras continuadamente y durante tiempo una cantidad suficiente de agua con estas sustancias en proporción óptima, mejora o elimina los síntomas (TODOS LOS SÍNTOMAS) de la Fibromialgia y de la Fatiga Crónica. Lo único que varia de una persona a otra es el tiempo en que le empieza a hacer efecto y el tiempo en que deberá tomarlo hasta su total re-equilibrio iónico.

Tengo la experiencia de personas que lo están tomando y algunas ya lo han dejado pasados varios meses de la primera toma, con un absoluto y total restablecimiento de su enfermedad. Otros, por el contrario, deben tomarlo aún pasados más de 8 meses o empiezan a notar mejoría a partir de varios meses de tomarlo. Pero, sea como sea, solamente las investigaciones científicas pondrán las cosas en su sitio y dirán a quien le mejora, el porqué, y que cosas hacen falta añadir o cambiar de la forma de vida para acabar con esta enfermedad. Y, tal vez, algunos tampoco notarán mejoría. Lo que no es discutible es que, tarden mas o tarden menos, a la mayoría de los enfermos de Fm y de SFC les produce mejoría de los síntomas y cada vez se necesita tomar menos cantidad para seguir bien.

Esto lo podemos constatar ya en asociaciones de enfermos que lo han tomado mayoritariamente desde hace 6 meses o mas. En esta gente la mayoría nota mejoría de los síntomas en mayor o menor grado.

Este estudio es fruto de la necesidad y del desespero de un enfermo que ha sufrido como tantos otros esta "pesadilla" y que no se resignaba a seguir así el resto de su vida.

Por ello, quiero compartir con todos mi experiencia y la de tantos otros que ya vemos la salida a este túnel que se nos ha cruzado en nuestro camino. Ánimo a todos a que lo prueben y puedan comprobar por sí mismos lo cierto de mis teorías y al que no lo desee probar, también reciba mi mas sincero respeto, aunque no comparta su opinión.

Por supuesto yo, ni vendo, ni fabrico nada, solamente os comparto mi experiencia.
Estoy convencido que estamos ante la explicación definitiva de la causa y la solución de nuestra enfermedad y por cada persona que me dice que está mejorando, vale la pena todo el esfuerzo de seguir dándolo a conocer.

También animo a los médicos que pueden continuar, mejorar y protocolizar estudios clínicos concretos a que lo hagan a partir de mis conclusiones ya que estoy convencido que sus esfuerzos se verán gratamente recompensados. Afortunadamente me consta que ya hay varios estudios en marcha que en breve se podrán publicar.

De todas las alteraciones que produce en el organismo (Hipoirrigación en la base del Hipotálamo, bajada de niveles de neurotransmisores, síntomas, reacciones, etc) no hay ninguna que no quede fácilmente y correctamente explicada con esta teoria sobre el origen y la causa de la Fibromialgia.

Teoria que deja de serlo cuando hay tantos enfermos que mejoramos con ella.
Quede claro que esto es una idea personal y no compromete a nadie mas que al firmante.

Alfred Blasi
http://www.alfredblasi.net/

El preparado que ha salido de mi estudio se comercializa en farmacias con el nombre comercial de RECUPERAT ion. (MAs información en la web del laboratorio : http://www.recuperat-ion.com/)

Es una composición que comprende la mezcla de 4 iones naturales, contenidos en la totalidad de las células del organismo humano, concretamente son metales alcalinos y alcalinotérreos cuya proporción es la necesaria para que actúen eficazmente en el tratamiento de enfermedades y trastornos de etiología muscular, neuromuscular u ósea, así como en el tratamiento de estados carenciales o deficitarios en dichos elementos y en la recuperación muscular de personas.

Existen diversas enfermedades de etiología muscular o neuromuscular que afectan a los músculos generando múltiples síntomas, muchos de ellos invalidantes para el paciente que los padece, que carecen de un tratamiento específico. Este tipo de enfermedades presentan, como síntomas principales (pero no únicos) dolor muscular generalizado, contracturas musculares, alteración del sueño, colon irritable, cefaleas, alteraciones visuales, pérdidas de memoria, etc. Ejemplos ilustrativos de este tipo de enfermedades incluyen al síndrome de fatiga crónica, en el que el paciente siente, durante las 24 horas del día, un cansancio y un agotamiento absolutos, siempre a nivel muscular; el dolor crónico; el dolor miofacial; los dolores de crecimiento; y, sobre todo, la fibromialgia.

En España hablamos solamente en personas diagnosticadas de fibromialgia de un 3% a un 6 % de la población. En EEUU este porcentaje supera el 8%, lo que supone más de 50 millones de enfermos en Europa y EEUU. Hasta ahora no existía tratamiento específico y a nivel mundial, éste es el primer preparado que da unos resultados satisfactorios ya que ataca directamente la causa del problema.

De hecho, te invito a visitar todos los apartados de esta Web y te conocerás porque creo que estamos ante la verdadera causa de muchísimas alteraciones musculares. Por la misma naturaleza y dosificación de este preparado es totalmente inocuo y compatible con cualquier medicación que se esté tomando. Os aconsejo que hableis con vuestro médico sobre la idoneidad de tomar o no este preparado.

Aunque los efectos beneficiosos son indicutibles al tratarse de un suplemento nutricional, algunas personas notan los efectos de mejoria de síntomas a los 3 o 4 dias. Otras, en cambio, tardan mas tiempo (varios meses) dependiendo de los años que hace que aparecieron los síntomas, o de la afectación del paciente o de si han desaparecido los detonantes de la perdida de los iones.


ESTUDIO:

Aqui adjunto un resumen de la información que he obtenido acerca de los elementos que componen mi fórmula.

El preparado proporciona una composición útil mezclando en la proporción óptima sodio, potasio, calcio y magnesio. Las células de nuestro organismo y en especial las de los músculos absorben rápidamente esta composición.


Vamos a ver porqué funciona:

(Todos estos datos se han extraído de Enciclopedias de Medicina y de publicaciones realizadas por médicos e Institutos de todo el mundo).

El sodio (Na), en colaboración con el potasio, regula el equilibrio de los líquidos en el organismo, contribuye al proceso digestivo manteniendo una presión osmótica adecuada, y, al actuar en el interior de las células, participa en la conducción de los impulsos nerviosos. La deficiencia en sodio es muy rara ya que está presente en casi todos los alimentos como un ingrediente natural o como un ingrediente añadido durante el proceso de elaboración, pero si se produce una deficiencia en sodio, ésta se manifiesta con deshidratación, mareo y baja presión arterial. Puede haber pérdidas de sodio a causa de diarrea, vómito y una excesiva transpiración. Asimismo, el empleo de diuréticos para adelgazar, la sauna y el ejercicio intenso en época de calor conduce a pérdidas de líquido que no se compensan con la simple ingestión de agua, de hecho puede ser muy perjudicial, y se hace necesario ingerir líquidos enriquecidos con sodio.

El potasio (K) potencia la actividad del riñón ayudando en la eliminación de toxinas, es esencial en el almacenamiento de carbohidratos y su posterior conversión en energía, ayuda a mantener un ritmo cardíaco adecuado y una presión arterial normal, y es un mineral esencial para la transmisión de los impulsos nerviosos. En estados carenciales de potasio en el organismo aparece debilidad muscular, fatiga, mareo y confusión. El potasio y el calcio están muy vinculados ya que ambos participan en el control y nivelación del nivel del agua corporal, necesario para el buen funcionamiento muscular.

El calcio (Ca) es un elemento esencial para el correcto desarrollo del tejido óseo. Es el mineral que forma el esqueleto humano y lo mantiene sano y fuerte. Aproximadamente el 99% del calcio presente en el organismo de los seres humanos se encuentra en los huesos y en los dientes, mientras que el 1% restante se encuentra en la sangre y en los tejidos y es esencial para la salud y la vida, ya que sin esa mínima cantidad de calcio los músculos no se contraerían correctamente, la sangre no se coagularía y las terminaciones nerviosas no serían capaces de transportar correctamente los mensajes, favoreciendo la aparición de enfermedades óseas y musculares. Los seres humanos se aprovisionan de ese, aproximadamente, 1% vital del calcio que necesitan para su normal funcionamiento a partir del calcio que se ingiere en la dieta y del calcio de los huesos, los cuales actúan como suministro de emergencia cuando el cuerpo no encuentra suficiente calcio en la dieta. Cuando no se aporta suficiente calcio y el organismo hace demasiado uso de ese suministro de emergencia, los huesos se debilitan y se fracturan con facilidad (osteoporosis). Una alimentación rica en calcio y equilibrada, así como el ejercicio físico son algunas soluciones para prevenir estos problemas.

El magnesio (Mg) es el cuarto catión intercelular más importante del cuerpo, tiene un papel fundamental en la contracción y la relajación muscular, mejora la salud cardiovascular, activa gran cantidad de enzimas e interviene en muchas reacciones metabólicas (prácticamente en casi todas las reacciones enzimáticas que intervienen en la utilización del ATP), es el regulador primario de las actividades eléctricas, mantiene los huesos, articulaciones, cartílagos y dientes en buen estado, regula la replicación de los ácidos nucleicos en el interior de la célula, es fundamental para lograr el embarazo y evitar el aborto, incrementa la flora intestinal y permite la absorción de los nutrientes, cicatriza heridas y su uso es muy recomendado durante el embarazo y la lactancia.

Asimismo, el magnesio disminuye la absorción del colesterol, elimina los excesos de sodio y calcio, ayuda al potasio a entrar al interior celular, y alimenta a los sistemas nervioso, muscular, neuromuscular y glandular y, consecuentemente, combate los efectos del estrés, la hiperexcitabilidad neuromuscular, los signos de tetania y los ataques epilépticos. La glándula pituitaria necesita magnesio y cuando carece de dicho elemento no controla las glándulas adrenales, segrega más adrenalina y la persona se encuentra mal, incrementa los latidos del corazón, libera la glucosa del hígado y provoca ansiedad, hiperactividad y respuesta muscular desmesurada, pudiéndose volver violenta y con posibilidades de suicidarse.

Una correcta administración de magnesio elimina muchas posibilidades de tener alguna de estas dolencias: hipertensión, artritis, artrosis, arterioesclerosis, hepatitis, cirrosis, cáncer, enfermedades paratiroideas, insomnio, trastornos neuro-psiquiátricos, agresividad, ansiedad, hipermotividad, excitabilidad nerviosa, taquicardia, calambres, contracturas musculares, alteraciones del crecimiento, osteoporosis, raquitismo, infecciones, dolores reumáticos, neuritis, estados seniles, obesidad, estreñimiento, anorexia, nauseas, vómitos, temblores, convulsiones, letargo, cambios de personalidad, debilidad, gripe, migraña, asma y cólicos menstruales. Los diabéticos requieren suplementos de Mg.

Por otra parte, el sulfato de magnesio disminuye significativamente el riesgo de parálisis cerebral y de retraso mental, fenómeno que se da principalmente en los recién nacidos de bajo peso.

Los huesos almacenan aproximadamente el 55% de magnesio del organismo, alrededor de un 44% se encuentra en el interior de las células y solamente el 1%, aproximadamente, en el líquido extracelular y en el suero sanguíneo.

La deficiencia de magnesio provoca irritabilidad muscular y nerviosa, debilidad, cansancio, fatiga, depresión, falta de ánimo, hipertensión, convulsiones, ataques de pánico y de ansiedad, así como la liberación de sustancias que favorecen las alergias. Cuando falta el magnesio, la posibilidad de sufrir un infarto es más elevada. Los cálculos renales y vesiculares se deben, en gran medida, a la falta de magnesio, que fija el calcio evitando la formación de oxalatos y fosfatos de calcio, componentes de los cálculos.

Un elevado consumo de suplementos de fósforo, calcio y vitamina D debe ir acompañado de magnesio. La mayoría de las personas no ingiere magnesio en cantidad suficiente ya que, por una parte, los alimentos cada vez contienen menos cantidad de cloruro de magnesio, y, por otra, una buena parte del magnesio presente en las verduras se pierde en la cocción de las mismas.

El estrés, los excesos de azúcar, alcohol, drogas, y los diuréticos producen una gran eliminación de magnesio. Asimismo, el exceso de lácticos, anticonceptivos, antibióticos, flúor, tabaco o cortisona dificulta la absorción del magnesio. El exceso de magnesio se excreta fácilmente por las heces y la orina.

Alfred Blasi
http://www.alfredblasi.net/



Holistika
Recomienda...
Subscribirse
Subscribirse a
Nuestro Boletín
Tratamiento natural de las enfermedades del Tiroides
Tratamiento natural de las enfermedades del Tiroides
Tratamiento natural de las enfermedades del Tiroides
La glándula tiroidea puede cambiar de tamaño o albergar nódulos, lo mismo que segregar pocas o muchas de sus hormonas.
Libros de interés
Libros sobre SALUD
Libros sobre SALUD
Tratamientos naturales y prevención
Tratamiento natural del dolor de cabeza
Tratamiento natural del dolor de cabeza
Tratamiento natural del dolor de cabeza
Migrañas, jaquecas, cefaleas
© 2006 Holistika • Email de ContactoAviso Legal