Nutrición, Salud, Medicinas complementarias Libros de Salud, Nutrición y mucho más
Agroecología, Parto Natural, Lactancia Materna home | noticias | contactanos | quienes somos | registrate | 26 de Septiembre, 2016
Holistika.net HOME Nutrición Salud Parto Natural Infancia Agroecología Vida Sostenible Autoevolución Guías
HOLISTIKA » Salud » Medicinas complementarias » Método Pilates
Salud

Artículos Dolencias Medioambiente y Salud Mujer y Salud Belleza natural Medicinas complementarias Libros Interesantes Enlaces
<<-- volver [ imprimir ]

Método Pilates
Método Pilates
Autor: Hervé Baunard
Area: Salud » Medicinas complementarias

El método Pilates es una educación corporal muy completa donde se trabaja el cuerpo como un todo, desde la musculatura mas profunda hasta la mas periférica, y en la que intervienen tanto la mente como el cuerpo.

¿Qué es el método Pilates?

El método Pilates es una educación corporal muy completa donde se trabaja el cuerpo como un todo, desde la musculatura mas profunda hasta la mas periférica, y en la que intervienen tanto la mente como el cuerpo.

En Nueva York desde los años 20 y hasta su muerte en 1967, Joseph Pilates desarrolló el amplio repertorio de movimientos de su método. Aunque los bailarines fueron durante un tiempo los principales en interesarse en este método por su eficacia, J.Pilates inició su trabajo para la gente de la calle y como técnica de rehabilitación y de acondicionamiento. Es sólo desde hace unos 6 años, y sobre todo en EEUU y UK , que asistimos al considerable reconocimiento actual del público.

Este método está basado en un programa muy seguro de ejercicios lentos y controlados. Se practica con máquinas muy específicas o en el suelo, bajo la supervisión de un profesional, en clases individuales o en grupos pequeños. Se busca la precisión de los ejercicios en pocas repeticiones. La respiración, la concentración, el control, la alineación, la centración, la fluidez son los otros conceptos claves del método.

El objetivo es conseguir un equilibrio muscular, reforzando los músculos débiles y alargando los músculos acortados. Esto lleva a aumentar el control, la fuerza y la flexibilidad del cuerpo, respetando las articulaciones y la espalda.

Es un método válido tanto para aquellos que se introducen por primera vez en la actividad física, como para los que buscan el perfeccionamiento del movimiento (como los deportistas de alto nivel o artistas escénicos). Así también se incluyen todos los que pudieran padecer problemas de espalda y busquen una actividad preventiva (Pilates está completamente integrado en los programas de rehabilitación en EEUU y UK).

Más que el repertorio de los ejercicios mismo, los cuales para algunos se pueden ver ahora como clásicos del fitness, son los principios esenciales que definen el método. En el método, la forma del ejercicio importa menos que el COMO hacerlo y A QUIEN va dirigido (personalizando el método en función de cada uno). Son ochos principios, definido para J. Pilates: respiración, concentración, centramiento, control, precisión, movimiento, aislamiento y rutina.

Fluidez y aislamiento

Dos principios mecánicos del movimiento corporal, opuestos pero complementarios, dan al cuerpo su inmensa paleta gestual, de la motricidad la más fina a hasta la fuerza y la agilidad: la movilización y la estabilización de las articulaciones.

El cuerpo es un sistema neuro-músculo-esquelético: los dos primeros calificativos se refieren a la contracción muscular y al control gestual y el tercero al complejo articulado y móvil del esqueleto, verdadera estructura que permitirá el movimiento. Sin huesos ni articulaciones, nuestros gestos se parecerían al temblor de la gelatina.

Una acción de precisión como escribir o pintar tiene que ser considerada en estas tres dimensiones. Aparentemente se moviliza únicamente una parte del cuerpo (en este ejemplo: la mano). Pero en realidad, es la coordinación de la totalidad de este conjunto: todo el cuerpo esta activo, desde el apoyo en el suelo hasta la otra extremidad en desplazamiento. Aunque algunas partes no parecen moverse, tienen el papel esencial de soporte del movimiento de las otras partes.Es el jugador de golf que hace los últimos golpes sobre el green con una gran parte de su cuerpo aferrado al suelo pero sin ninguna rigidez.

Un cuerpo preparado es el que ha desarrollado en una perfecta adecuación con las necesidades de las acciones a efectuar, un alto control de su capacidad a deformarse (la movilidad) y a resistir la deformación (la estabilización). Y eso concierne particularmente a la columna vertebral, esta pieza central del esqueleto que comporta tantas articulaciones y luego posibilidades.

El método Pilates lo integra en dos principios esenciales que se encuentran en cada ejercicio: la fluidez del Movimiento-los ejercicios siempre se hacen en movimiento y no son posturas como en el Yoga por ejemplo- y el aislamiento articular -sin perder el enfoque holistico de la aproximación pues que aquí se puede enfatizar la movilidad de una sola articulación o más cuando el resto del cuerpo está activamente estabilizado, manteniendo una verdadera relación de la totalidad con las partes-.

En la técnica Pilates, las piezas del cuerpo que no tienen desplazamiento en el espacio tienen tanto, sino más, consideración que las que se mueven.La fuerza y originalidad del método es, entre otras cosas, el haber concebido una numerosa serie de ejercicios que enfocan simultáneamente o sucesivamente estos dos principios, obligándonos a reorganizar cada vez nuestro cuerpo en todas las dimensiones que hemos visto más arriba. Su proyecto es literalmente construir un cuerpo armonioso, desarrollando su equilibro, su conciencia, la excelencia de sus coordinaciones, su capacidad de adaptación, su flexibilidad y su fuerza. Es por eso un método realmente completo.

Además, la realización paso a paso y muy consciente de estos ejercicios permite la economía de un aprendizaje del gesto por las numerosas repeticiones: el método evita el estrés de las articulaciones consecuentes y se revela mucho más seguro y efectivo. Al final, una educación perfecta del cuerpo, desde los gestos de la vida cotidiana hasta los más complejos y exigentes de un artista o deportista de alto nivel.


Movilización y estabilización

Dos principios mecánicos del movimiento corporal, opuestos pero complementarios, dan al cuerpo su inmensa paleta gestual, de la motricidad la mas fina a hasta la fuerza y la agilidad: la movilización y la estabilización de las articulaciones.

El cuerpo es un sistema neuro-músculo-esquelético: los dos primeros calificativos se refieren a la contracción muscular y al control gestual. El tercero al complejo articulado y móvil del esqueleto, verdadera estructura que permitirá el movimiento. Sin huesos ni articulaciones, nuestros gestos se parecerían al temblor de la gelatina.

Una acción de precisión como escribir o pintar tiene que ser considerada en estas tres dimensiones. Aparentemente moviliza únicamente una parte del cuerpo (en este ejemplo: la mano). Pero en realidad, es la coordinación de la totalidad de este conjunto: todo el cuerpo esta activo, desde el apoyo en el suelo hasta la otra extremidad en desplazamiento. Aunque algunas partes no parecen moverse, tienen el papel esencial de soporte del movimiento de las otras partes. Es el jugador de golf que hace los últimos golpes sobre el green con una gran parte de su cuerpo aferrado al suelo pero sin ninguna rigidez.

Un cuerpo preparado es el que ha desarrollado, en una perfecta adecuación con las necesidades de las acciones a efectuar, un alto control de su capacidad a deformarse (la movilidad) y a resistir la deformación (la estabilización). Y eso concierne particularmente a la columna vertebral, esta pieza central del esqueleto que comporta tantas articulaciones y luego posibilidades.

El método Pilates lo integra en dos principios esenciales que se encuentran en cada ejercicio: el Movimiento y el aislamiento.

En la técnica Pilates, las piezas del cuerpo que no tienen desplazamiento en el espacio tienen tanto, sino más, consideración que las que se mueven. La fuerza y originalidad del método es, entre otras cosas, el haber concebido una numerosa serie de ejercicios que enfocan simultáneamente o sucesivamente estos dos principios,obligándonos a reorganizar cada vez nuestro cuerpo en todas las dimensiones que hemos visto más arriba.

Su proyecto es literalmente construir un cuerpo armonioso, desarrollando su equilibro, su consciencia, la excelencia de sus coordinaciones, su capacidad de adaptación, su flexibilidad y su fuerza. Es por eso un método realmente completo.

Además, la realización paso a paso y muy consciente de estos ejercicios permite la economía de un aprendizaje del gesto por las numerosas repeticiones: el método evita el estrés de las articulaciones consecuentes y se revela mucho mas seguro y efectivo.Al final, una educación perfecta del cuerpo, desde los gestos de la vida cotidiana hasta los más complejos y exigentes de un artista o deportista de alto nivel.


El centramiento

El párrafo precedente describía el movimiento humano como coordinaciones sutiles entre la movilidad de alguna articulaciones y de la estabilización dinámica de otras partes del cuerpo. De la calidad de estas coordinaciones depende la funcionalidad de nuestros gestos y luego nuestra salud y bienestar.Esto me permite introducir un nuevo punto clave del método:
El centramiento:

En efecto, el método Pilates integra totalmente estas leyes naturales en una perspectiva de educación del cuerpo.

Su autor descubrió la importancia de construir un centro de fuerza de lo cual fluye el movimiento hasta la periferia (como para mover un brazo, la cabeza etc...).
Este centro, que llamo "mansión del poder", esta constituido de los músculos que circundan el cuerpo, justo debajo de la cintura, al rededor de la pelvis. Sabemos ahora, a través de estudios recientes, que hasta los movimiento de precisión de la mano (como los del músico o los que nos permiten de escribir) necesitan la participación activa de los músculos de la pelvis, real fundamento del movimiento. Se debe relacionar con la búsqueda del centro en los artes marciales orientales, que lo habían ya entendido hace tiempo.

Es por eso que los ejercicios Pilates se inician en los músculos relacionados a la pelvis (que son los músculos abdominales, lumbares, de las caderas y de las nalgas). Para desarrollar la totalidad de estos, y de manera equilibrada, se necesita un trabajo de mucha precisión. Los músculos más profundos, y por eso los más difícil de ejercer, piden un acercamiento particular: sus debilidades o sobrecarga pueden desencadenar trastornos y dolores del sistema músculo-articular.

Así, un estudio hecho en Australia ha demostrado la correlación entre la prevención de la zona lumbar y el desarrollo de los abdominales más profundos (el trasverso y los oblicuos) cuando lo mas corriente es desarrollar en exceso el más superficial (el recto) en detrimento de los primeros.

Este principio del Método Pilates se remonta a los años 80 y es el principio de la utilización y del éxito de la técnica Pilates en fisioterapia.

La respiración

Función vital, ella permite la absorción del oxígeno y el rechazo del gas carbónico.
Si piensas en tu respiración, constataras como esta simple atención influye inconscientemente en su ritmo. Fenómeno voluntario e involuntario a la vez, es una complejidad de mecanismo nervioso, fisiológico, mecánico y también psicológico. Así, una "desafinación" respiratoria puede ser responsable de otras disfunciones, como dolores o malas coordinaciones.
El hombre puede efectuar un control mental que permita modificar sus parámetros (ritmo, amplitud…) desarrollando técnicas tales como el yoga, canto etc…, que son una verdadera maestría de esta función.

Es así que dentro de un entrenamiento Pilates (ejercicios Pilates) , la respiración es un principio clave. Es parte integral de cada ejercicio, siendo siempre coordinada con el movimiento.
En este método, se utiliza para facilitar la estabilización y la movilización de la columna vertebral y las extremidades, otros dos conceptos fundamentales.

Influye directamente en la postura de la caja torácica, la cual, si es mala, está considerada como una causa común de patología de las cervicales y lumbares.

Es esencial empezar relajado antes de cada ejercicio y la respiración te ayuda a conseguirlo ya que te hace consciente de tus tensiones y ayuda a relajar la musculatura.

Los ejercicios Pilates, facilitando la respiración, aumentan la eficacia de la asimilación del oxigeno y de la capacidad respiratoria.

Las diferentes escuelas Pilates, ofrecen variantes en la forma de respirar dentro de un mismo ejercicio. Pero es un elemento común de importancia mayor por todas ellas.

Hervé Baunard
Lic. en Educación Física, Certificado Instructor Trainer Stott-Pilates.


Artículos relacionados:

Libros recomendados:



Holistika
Recomienda...
Subscribirse
Subscribirse a
Nuestro Boletín
Libros de interés
Libros sobre SALUD
Libros sobre SALUD
Tratamientos naturales y prevención
Tratamiento natural de la Celulitis y las Estrías
Tratamiento natural de la Celulitis y las Estrías
Tratamiento natural de la Celulitis y las Estrías
Tratamiento natural de las enfermedades del Tiroides
Tratamiento natural de las enfermedades del Tiroides
Tratamiento natural de las enfermedades del Tiroides
La glándula tiroidea puede cambiar de tamaño o albergar nódulos, lo mismo que segregar pocas o muchas de sus hormonas.
© 2006 Holistika • Email de ContactoAviso Legal