Nutrición, Salud, Medicinas complementarias Libros de Salud, Nutrición y mucho más
Agroecología, Parto Natural, Lactancia Materna home | noticias | contactanos | quienes somos | registrate | 1 de Octubre, 2016
Holistika.net HOME Nutrición Salud Parto Natural Infancia Agroecología Vida Sostenible Autoevolución Guías
HOLISTIKA » Salud » Medicinas complementarias » Termalismo: Los balnearios como centros de promoción de la salud
Salud

Artículos Dolencias Medioambiente y Salud Mujer y Salud Belleza natural Medicinas complementarias Libros Interesantes Enlaces
<<-- volver [ imprimir ]

Termalismo: Los balnearios como centros de promoción de la salud
Termalismo: Los balnearios como centros de promoción de la salud
Autor: Isabel F. del Castillo
Area: Salud » Medicinas complementarias

La tradición de las aguas termales se remonta a miles de años atrás. No hay pueblo que dispusiera de fuentes termales que no las utilizara con fines curativos. Puede decirse que es un fenómeno universal.

Cuando la milenaria tradición de los balnearios parecía definitivamente vencida por la moderna medicina, asistimos desde hace unos años a su renacer, un renacer que no se debe sólo a las propiedades terapéuticas del agua. En esta cultura nuestra, tan urbana y alejada de la naturaleza, el contacto con las aguas termales o de mar tiene el poder no sólo de reconectarnos con la naturaleza, sino incluso de evocar las sensaciones de bienestar total y de fusión que todos vivimos durante los nueve meses en que flotamos en un cálido océano de agua, el útero materno, el paraíso perdido.

Sumergirse en un baño de agua termal o marina a 37 º es algo más que experimentar la acción terapéutica de sus componentes, es reconectarse con lo más profundo y primal de nuestra psique. Es, por tanto, ayudar a desencadenar ese proceso de recuperación cuyo catalizador es la unión entre mente, emociones y cuerpo. Y es que todo lo que reconforta, fortalece.


El agua ancestral

La tradición de las aguas termales se remonta a miles de años atrás. No hay pueblo que dispusiera de fuentes termales que no las utilizara con fines curativos. Puede decirse que es un fenómeno universal. En la Grecia antigua, los templos de curación dedicados a Esculapio solían construirse en las proximidades de una fuente termal. Los romanos sembraron Europa de termas, centros aglutinadores de la vida social, que fueron el antecedente del fenómeno de los balnearios que se produciría en los últimos dos siglos en Alemania, Francia, Italia, España, etc. Los baños ocuparon también un lugar importante dentro del desarrollo de la cultura árabe, donde los hammams más que un lugar de higiene, eran centros de descanso, puesta a punto, encuentro social, etc.


Agua para la salud

El agua en uso externo puede utilizarse con fines terapéuticos de varias formas. La hidroterapia utiliza cualquier tipo de agua, incluida la del grifo, basando su acción en las distintas temperaturas y formas de aplicación (envolturas, baños parciales, etc.)

El termalismo o crenoterapia se sirve de las aguas que brotan de las fuentes termales, y la talasoterapia del agua del mar. En estas dos modalidades es importante tanto su composición (elementos disueltos) como su forma de aplicación (chorros, duchas, baños, etc.) La temperatura que suele utilizarse es la misma que la del cuerpo: entre 36 y 37 grados. Los balnearios urbanos también utilizan los contrastes de temperatura Las aguas termales también se utilizan por vía interna por los efectos terapéuticos de sus componentes.

Las aguas mineromedicinales surgen de las profundidades de la tierra, y por sus cualidades físicas, químicas y biológicas pueden ejercer efectos terapéuticos sobre la salud. Ese efecto es más intenso cuanto mayor es la proximidad del manantial, lo que ha dado lugar a la construcción de las termas y los balnearios, donde pueden aprovecharse los efectos no sólo hidroterápicos, sino climatológicos, telúricos, etc.

Actualmente la ciencia ha intentado comprender cual es el efecto fisiológico de esta agua, analizando su composición de sales minerales, gases y componentes orgánicos, así como la temperatura y características de los fangos. Cada fuente termal tiene su historia y características. Sin embargo, el conocimiento empírico ya asignaba a estas fuentes efectos concretos sobre el aparato locomotor, digestivo, respiratorio, genito-urinario, etc. Las aplicaciones de las aguas son diversas:


· En aplicación interna: mediante la ingestión de agua, en cantidades variables durante el día. Las aguas de débil mineralización suelen indicarse para trastornos del metabolismo y ácido úrico. Las aguas sulfatadas y sulfuradas, para el aparato digestivo y hepático. Las bicarbonatadas, por su poderoso efecto alcalinizante, en los trastornos digestivos con hipersecreción, como las gastritis. Las ferruginosas, por su efecto sobre la absorción del hierro, se recomienda en los casos de anemia.


· En aplicación externa: por medio de baños, chorros a presión, etc. Prácticamente todas las aguas termales se aplican externamente por sus efectos térmicos y mecánicos y sus componentes mineralizantes, que a determinada temperatura pueden penetrar por la piel en pequeñas cantidades.

o Las duchas y chorros a presión ejercen un poderoso masaje que mejora la circulación sanguínea, el drenaje linfático, y tiene un efecto a la vez relajantey estimulante sobre la musculatura y el sistema nervioso.

o En cuanto a los baños en piscina, es importante la utilidad del agua a temperatura corporal por su efecto relajante muscular y vascular, y por el efecto de resistencia al desplazamiento, lo que la hace un medio extraordinario donde realizar ejercicios con fines terapéuticos.

o Las inhalaciones, aplicaciones en forma de vapor, se recomiendan para el tratamiento de determinadas afecciones del aparato respiratorio.

o Los peloides son los barros termales, formados por la combinación del agua termal con la tierra del manantial. Conservan el calor durante cierto tiempo y se aplican localmente. Se le atribuyen propiedades remineralizantes y antiinflamatorias..

o Baños de vapor o sauna


En todos los casos es el médico hidrólogo del balneario quien, tras una entrevista con el bañista establece cual es el programa de baños y actividades más adecuado en cada caso.


Isabel Fernandez del Castillo

Publicado en la revista Ecología y Sociedad



Holistika
Recomienda...
Subscribirse
Subscribirse a
Nuestro Boletín
Tratamiento natural del dolor crónico y agudo
Tratamiento natural del dolor crónico y agudo
Tratamiento natural del dolor crónico y agudo
La práctica de la homeopatía se está convirtiendo ya en algo común para la mayoría de los profesionales de la salud, tanto ortodoxos como naturópatas.
Tratamiento natural de las enfermedades del Tiroides
Tratamiento natural de las enfermedades del Tiroides
Tratamiento natural de las enfermedades del Tiroides
La glándula tiroidea puede cambiar de tamaño o albergar nódulos, lo mismo que segregar pocas o muchas de sus hormonas.
Tratamiento natural de la cistitis e incontinencias
Tratamiento natural de la cistitis e incontinencias
Tratamiento natural de la cistitis e incontinencias
Cistitis significa “inflamación de la vejiga” y se corresponde con la necesidad urgente y frecuente de orinar, acompañada por dolor o escozor.
© 2006 Holistika • Email de ContactoAviso Legal