Nutrición, Salud, Medicinas complementarias Libros de Salud, Nutrición y mucho más
Agroecología, Parto Natural, Lactancia Materna home | noticias | contactanos | quienes somos | registrate | 5 de Diciembre, 2016
Holistika.net HOME Nutrición Salud Parto Natural Infancia Agroecología Vida Sostenible Autoevolución Guías
HOLISTIKA » Salud » Medicinas complementarias » Yoga y reeducación postural
Salud

Artículos Dolencias Medioambiente y Salud Mujer y Salud Belleza natural Medicinas complementarias Libros Interesantes Enlaces
<<-- volver [ imprimir ]

Yoga y reeducación postural
Yoga y reeducación postural
Autor: Andrés Fernández Roseñada
Area: Salud » Medicinas complementarias

El concepto de cadena muscular constituye un avance científico a la hora de trabajar el cuerpo con posturas. Las correcta ejecución de las asanas potencia los efectos favorables del yoga, pero sobre todo evita lesiones y ayuda al practicante de esta técnica a sufrir lo menos posible y disfrutar de la kriya.

El concepto de cadena muscular constituye un avance científico a la hora de trabajar el cuerpo con posturas. Las correcta ejecución de las asanas potencia los efectos favorables del yoga, pero sobre todo evita lesiones y ayuda al practicante de esta técnica a sufrir lo menos posible y disfrutar de la kriya, lo que es sin duda uno de los objetivos de esta técnica. Y es que la postura o asana se realiza con movimientos lentos y conscientes evitando el espíritu de competición.

El yoga es una técnica holística y global, y es uno de los sistemas o métodos más antiguos para desarrollar el potencial integral del ser humano en todos los aspectos. Para el Yoga, el cuerpo, lejos de ser un obstáculo, es cuidado y mimado por numerosas técnicas ya que se considera un vehículo muy valioso en la búsqueda de la verdad. Estas técnicas físicas fueron practicadas desde la antigüedad por los yoguis en los bosques y montañas, siempre en contacto pleno con la Naturaleza.

Por ello, muchas de estas posturas fueron bautizadas con el nombre de animales, aves y elementos de ésta. El Yoga trabaja a la vez la parte física y psicológica. Desde el primer momento, y para que una postura o estiramiento sea considerada como tal, ésta debe reunir las condiciones siguientes: estabilidad, confortabilidad, inmovilidad, todo ellos sin esfuerzo excesivo y con la respiración adecuada. Rechaza la competición y, sobre todo, el contorsionismo, y lo que realmente busca es conocerse, conquistarse. Con tal finalidad se contemplan los mensajes y sensaciones que surgen durante la práctica. Estos estados de atención o concentración que recomienda el Yoga durante su práctica son estados de presencia o testigo que relajan la mente, calman los pensamientos y preparan al practicante para la técnica reina del Yoga que es la meditación o contemplación. Si esta práctica no es el propósito de todos los practicantes del Yoga, igualmente se benefician de un estado psicológico más tranquilo, agradable y feliz.

En el Yoga la autodisciplina empieza por el cuerpo, cuidándolo y conservándolo sano, relajado y flexible, el mayor numero de años posible para que el practicante pueda realizar mejor las técnicas superiores, sobre todo la meditación, donde se precisa permanecer quieto, desconectar el cuerpo y los sentidos, con el fin de que la conciencia se manifieste.

Ahora bien, centrémonos en el cuerpo. Los textos antiguos del yoga hatha yoga Pradipita, Geranda Samhita… enseñan cómo son las posturas y señalan sus nombres, pero no precisan ni pormenorizan cómo deben ser ejecutadas. En occidente la vía que más se practica es la combinación del método Hatha Yoga y Raja Yoga. Yoga físico o de las energías y Yoga mental o de la meditación, respectivamente. En el primero se practican las técnicas físicas, las posturas (asanas), y en el segundo se realizan las técnicas de respiración (pranayama), técnicas de relajación, interiorización (pratyahara), la concentración (Dharana) y la meditación (Dhyana). Siendo nuestra sociedad muy diferente de aquella donde floreció el yoga, parece lógico que las posturas y en general el yoga, como todo en la naturaleza siga evolucionado y adaptándose a los tiempos modernos, a sus necesidades, costumbres y problemas. Los reajustes hechos en la técnica del Yoga, están de acuerdo con la ciencia actual y vienen de la mano de principios como cadenas musculares, globalidad, compensaciones, y aparecen con las terapias modernas de éxito y fama como son la reeducación postural, la biomecánica o la osteopatía, fomentadas por maestros de prestigio internacional como P.E.Souchard.

Estos métodos, con sus objetivos y contenidos, actualizan las técnicas físicas, posturas y estiramientos del yoga, han sido practicados y valorados durante años según sus efectos prácticos, y aceptados por sus buenos resultados. Un ejemplo: no podemos trabajar de igual forma músculos diferentes como estáticos y dinámicos (espinales y abdominales), sobre todo cuando la diferencia se basa en argumentos científicos.

Así las diversas escuelas trabajan el cuerpo de manera diferente: unas trabajan el cuerpo de forma pasiva, otras insisten en las posturas activas, las hay que realizan pocas posturas, y otras utilizan movimientos suaves y lentos para acompañar y desarrollar la atención-concentración. El concepto de cadena muscular constituye un avance científico a la hora de trabajar el cuerpo con posturas. Por ejemplo, los músculos estáticos organizados en cadenas evolucionan hacia el acortamiento, la retracción y por tanto hacia la debilidad, volviéndose demasiado potentes, duros y difíciles de estirar (sobre todo los de la espalda). Por el contrario, los músculos dinámicos, se estiran, evolucionan hacia la debilidad (hipotonicidad) y se alargan con facilidad (abdominales). Los músculos encargados de erguirnos oponiéndose a la gravedad con el tono elevado son contrarios a los dinámicos (que nos mueven), con el tono reducido, y cuando paramos de movernos éstos regresan a su estado natural y se relajan.

El principio de cadena muscular es inherente a la reeducación postural, y nos evitará el trabajo segmentario estirando la mayor cantidad de músculos posibles sin deformar el cuerpo, corrigiendo los defectos posturales, sin contraindicaciones para las lesiones músculo-esqueléticas, ya que está basado en la biomecánica más moderna con el fin de conseguir los mejores resultados de las posturas asequibles a todas las edades.

Con el fin de lograr mejores resultados, la respiración acompaña a la postura, (exceptuando ciertas posturas que en su fase estática se hacen muy relajadas), utilizando la respiración como vehículo de concentración. La mecánica respiratoria desempeña un gran papel en la ejecución de las posturas, sobre todo de aquellas ejecutadas de forma activa. Muchos músculos del cuerpo tienen dos misiones: suspender las costillas en contra de la gravedad y abrir la caja torácica para que los pulmones puedan expandirse. Alguno de estos músculos son: diafragma, escalenos, intercostales, pectorales menores, etc. Si se trabaja demasiado con las técnicas inspiratorias se crea entonces un desfase y se retraen más los músculos inspiradores. La técnica consiste en espirar a la vez que se estiran los músculos inspiradores con el fin de facilitar aún más su estiramiento y relajación.

Hoy en día se sabe que al estirar el extremo de un músculo deformamos el otro extremo; así, cuando se corrige la zona lumbar, muchas veces se deforma la zona cervical. Los músculos largos no son paralelos al hueso, tienen un componente de oblicuidad así que, cuando se estira un músculo, este componente se convertirá en una rotación de los segmentos óseos.

Esto ocurre, por ejemplo, con los músculos de las piernas (semitendinoso, semimembranoso). Cuando los estiramos en una flexión anterior, se origina una rotación de fémur y un pie en eversión. Estos trucos o compensaciones evitan y deforman el cuerpo impidiendo un estiramiento correcto, cosa que no ocurre en los estiramientos globales del cuerpo.

La mayoría de los dolores y problemas mecánicos están situados en la espalda sobre todo a nivel lumbar y cervical. Debido a la naturaleza de la musculatura posterior del cuerpo (músculos paravertebrales) y a su tendencia al exceso hacia el acortamiento y rigidez las posturas de hipertensión no pueden sentar bien a la columna vertebral.

Cuidado con las posturas de híper-extensión

Muchas posturas de hipertensión como el arco, la cobra, el saltamontes, el camello, la rueda, tanto por delante (músculo, psoas, diafragma) como por detrás (masa común, músculos espinales) arquean demasiado estas curvaturas lumbar y cervical con tendencia a potenciarse y acortarse pudiendo ser muy agresivas y peligrosas para la columna vertebral. En la parte anterior del cuerpo, los músculos abdominales son estirados y por lo tanto debilitados, ya que aumenta la distancia costillas-pubis. La vértebra lumbar L-5 se desliza hacia delante y el sacro se horizontaliza porque no posee músculos por detrás que se lo impidan.

Sin embargo, las posturas de extensión en decúbito supino (cara hacia arriba) tales como el puente, el pez, etc, carecen de peligro y son buenas como contraposturas a las de flexión, cuando son bien ejecutadas. Los brazos y las piernas están atados al tronco por potentes músculos, y todos los movimientos de gran amplitud se hacen a costa de deformar o arquear la región lumbar y cervical. Estas compensaciones no ocurren cuando se separan los brazos hasta un cierto ángulo. Estas y otras razones evitarán deformar el cuerpo, siendo el yoga físico asequible a cualquier persona, incluso a las que padecen graves lesiones. Trabajando con prudencia y conocimiento con estos pequeños principios se notarán grandes beneficios.

Mientras se ejecutan las asanas se debería dirigir la atención a la zona que se está trabajando, sin distracción alguna, y sentir todas las sensaciones del cuerpo, haciendo la postura de forma agradable, evitando el sufrimiento o el dolor. Es necesario hacer relajaciones entre posturas aprovechándolas para desarrollar la atención (presencia o testigo) con el fin de calmar la corriente de pensamientos o bullicio mental. Así se relaja la excesiva actividad neuronal del cerebro.

Para obtener el máximo de beneficios, y no perjudicar en nada al cuerpo, las posturas deberían reunir los siguientes principios:

1º- Mantener siempre el estiramiento axial de la columna vertebral.

2º- Estirar a la vez todos los músculos paravertebrales evitando las compensaciones y respetando las curvaturas fisiológicas de la columna vertebral.

3º- Combinar las posturas activas con las pasivas, unas trabajan más los músculos en excéntrico y otras la movilidad articular.

4º- Trabajar con la espiración forzada y por la boca con las vías respiratorias libres a fin de facilitar el estiramiento de los músculos inspiradores que se encuentran la mayoría en el tronco. Así la espiración acompañará al estiramiento.

5º- El estiramiento muscular es directamente proporcional al tiempo: cuanto más tiempo se mantenga la postura, más longitud muscular se ganará (sobre todo en las posturas activas como apunta la reeducación postural).

6º- Durante la ejecución de la postura, mantener la armonía en la forma física, evitando las posturas que deforman el cuerpo, a la vez que se estiran los músculos causantes de las deformaciones posturales.

La asana se realiza con movimientos lentos y conscientes evitando el espíritu de competición, relajando todas aquellas zonas del cuerpo que no participan en las posturas como suele ser el rostro.

Los conceptos expuestos con anterioridad sobre el trabajo físico y mental, requieren un conocimiento actualizado de las ideas que la ciencia moderna aporta. Estos conceptos combinados con la práctica basada en la sabiduría milenaria del Yoga se unifican, sin que se produzca antagonismo entre ellos, para lograr una mayor salud y autoconocimiento.

Andrés Fernández Roseñada
Profesor de Yoga y Osteópata
Autor de:  Yoga, ciencia, salud y reeducación postural

 



Holistika
Recomienda...
Subscribirse
Subscribirse a
Nuestro Boletín
Tratamiento natural de la Celulitis y las Estrías
Tratamiento natural de la Celulitis y las Estrías
Tratamiento natural de la Celulitis y las Estrías
Tratamiento natural del dolor crónico y agudo
Tratamiento natural del dolor crónico y agudo
Tratamiento natural del dolor crónico y agudo
La práctica de la homeopatía se está convirtiendo ya en algo común para la mayoría de los profesionales de la salud, tanto ortodoxos como naturópatas.
Prevención y tratamiento natural del Cáncer de mama
Prevención y tratamiento natural del Cáncer de mama
Prevención y tratamiento natural del Cáncer de mama
© 2006 Holistika • Email de ContactoAviso Legal