Nutrición, Salud, Medicinas complementarias Libros de Salud, Nutrición y mucho más
Agroecología, Parto Natural, Lactancia Materna home | noticias | contactanos | quienes somos | registrate | 5 de Diciembre, 2016
Holistika.net HOME Nutrición Salud Parto Natural Infancia Agroecología Vida Sostenible Autoevolución Guías
HOLISTIKA » Vida Sostenible » Consumo responsable » Autosuficiencia: comenzar por casa
Vida Sostenible

Sostenibilidad Consumo responsable Energías Renovables Libros Interesantes Bosques Enlaces Agenda
<<-- volver [ imprimir ]

Autosuficiencia: comenzar por casa
Autosuficiencia: comenzar por casa
Autor: Autosuficiencia
Area: Vida Sostenible » Consumo responsable

Crece el número de personas disconformes que perciben que el confort no es sinónimo de calidad de vida y por todas partes surgen alternativas al mercado cuyo común denominador es la descentralización, la autogestión y la producción a escala humana.

«Podemos hacer las cosas por nosotros mismos o pagar a otras personas para que nos las hagan. Son dos sistemas de abastecimiento y ocupación que podríamos denominar "sistema de suficiencia" y "sistema de organización".

El primero tiende a crear hombres y mujeres independientes: el segundo supone hombres y mujeres integrados en una organización.

Todas las comunidades practican una mezcla de ambos sistemas; donde la interacción de uno y de otro se realiza en distintas proporciones.

En el mundo moderno, durante los últimos cien años se ha producido un cambio enorme y único en la historia: de la suficiencia a la organización. Se ha migrado de una a otra y a consecuencia de esto, las personas se vuelven cada vez menos autosuficientes y más dependientes. Pueden afirmar que tienen niveles de educación más elevados que cualquier generación pasada; pero lo cierto es que no pueden hacer nada sin ayuda de otros.

Dependen completamente de vastas y complejas organizaciones, de máquinas y robótica, de ingresos monetarios cada vez mayores. ¿Qué ocurre cuando sobreviene el paro, el desperfecto eléctrico y mecánico, la recesión, el desempleo? ¿Proporciona el Estado todo lo necesario?.

Muchas personas quedan atrapadas en la red de seguridad; y ¿qué ocurre entonces? Pues que sufren, se desaniman y hasta se desesperan. ¿Por qué no pueden ayudarse a si mismas?

En general la respuesta es evidente: no saben cómo hacerlo. Nunca lo han intentado, no sabrían siquiera por dónde empezar.»

 

E.F. Schumacher, prólogo a "La vida en el campo" de John Seymour
 
 

La economía global no ha hecho más que acrecentar la inequidad, el desempleo, la tensión social y la degradación del medioambiente. Crece el número de personas disconformes que perciben que el confort no es sinónimo de calidad de vida y por todas partes surgen alternativas al mercado cuyo común denominador es la descentralización, la autogestión y la producción a escala humana. Las experiencias de quienes se lanzan a esta aventura son concretas y estimulantes. Han demostrado que dos horas de trabajo diario dedicadas a fabricar y trocar artículos sencillos como yogur, brotes de soja o artesanías, alcanzan para sostener un hogar. Como decía Henry David Thoureau: "Nadie necesita ganarse el sustento con el sudor de su frente a menos que transpire más que yo"

Lamentablemente, décadas de prédica consumista han hecho caer en el olvido los oficios ancestrales. Necesitamos volver a leer los manuales de las "mil industrias" y las viejas revistas "Hobby". Y aunque resulte paradójico, Internet es el medio más accesible de esta valiosa información. Los sitios especializados, foros, chats y listas de correo permiten compartir las experiencias entre expertos e iniciados.

En este sentido http://www.autosuficiencia.com aspira a ser un sitio útil para quienes persigan una vida más autónoma. Se trata de volver a "hacer cosas por uno mismo", con tecnologías que ponen a la naturaleza a trabajar para nosotros sin que se dañe, conservándola intacta para las generaciones futuras.

En los conocidos ensayos "Lo pequeño es hermoso", "El plan de Peter", "La Vida autosuficiente" o "La economía descalza" sus autores demuestran que una economía ecológica, encarada desde nuestra propia casa, barrio y región nos permitiría desarrollar toda nuestra capacidad de iniciativa y vivir una armonía real con el medio ambiente. Esta es la filosofía de Gandhi, aquella que nos demostró que la economía era más fácil de entender de lo que pensábamos, que con una rueca era posible liberar al mundo.

En nosotros mismos y en nuestra casa tenemos una cantidad de recursos potenciales para generar ocupación (desde la producción artesanal hasta el teletrabajo) que, de utilizarlos, harían innecesario el asistencialismo que socava la autoestima del trabajador y endeuda al Estado.

Las grandes megalópolis convierten a la propia vivienda en un lugar de paso. En ella se duerme, se comparten exiguos momentos con la familia y se preparan las municiones para la lucha cotidiana. Generalmente esta tiene lugar lejos de nuestra residencia. A veces a distancias que insumen algunas horas de viaje. El trabajo se lleva demasiado tiempo y en los países subdesarrollados no se compensa con el magro ingreso que se recibe a cambio. La vida nos demanda obligaciones familiares y laborales. A veces estas últimas no muy conciliables con nuestros verdaderos intereses pero, al fin y al cabo, son las que nos posibilita financiar nuestro presupuesto hogareño.

Con tanto requerimiento de tiempo y energía nuestra casa recibe muy pocas atenciones. Solamente las necesarias para que no se venga abajo: pintura, fontanería, mantenimiento general, etc. Y es así que no se nos ocurre que esa vivienda de tránsito ligero podría ser más que eso. Un lugar de autogestión, por ejemplo, con una muy baja demanda de horas y esfuerzos. A esa casa la llamaremos Vivienda Ecológica.

La vivienda ecológica es un sistema autosuficiente que produce bienes muy valorados por nuestra cultura: luz, comida, gas, agua, calor, refrigeración. Todos ellos convertibles en dinero constante y sonante o ahorro. Ahora bien, este ciclo que, en apariencia, se ajusta tan bien como si se tratara de un bucle termodinámico ¿es posible en función de factibilidad tecnológica, social, política, y ecológica?
   
De acuerdo con nuestras experiencias podemos afirmar categóricamente que sí. Es verdad, por cierto, que cuando se habla de tecnologías alternativas muchos imaginan toda una fauna de excéntricos, inventores y soñadores de utopías demasiado adelantadas para el presente. Pero si separamos las ilusiones irrealizables quedan posibilidades absolutamente aplicables a nuestra vida cotidiana.
 
Pasaremos rápida revista a todas ellas sin tener en cuenta a aquellas que están aun en una fase de experimentación o cuyas utilidades se consiguen en marcos geográficos muy limitados, o por el contrario, a costa de onerosas inversiones iniciales:
  
Energía Solar:   Un desarrollo interesante es el viejo invernáculo. Mediante su instalación una casa puede acceder al cultivo, durante todo el año, de verduras que de otra manera seria imposible cultivar en invierno. Además, permite organizar de otra manera la producción hortícola prescindiendo de las fluctuaciones climáticas. Otro uso accesible es el calentador o termo solar que, con el mismo principio del invernadero, puede proveernos de agua caliente en la cocina y en el baño durante todas las estaciones. La conveniencia se acentúa en los lugares que no disponen de gas natural o electricidad. Sin embargo, para todo ecologista, es un deber con el medio ambiente pues se evita el uso de recursos no renovables. No podemos pasar por alto los sistemas de producción de electricidad a partir del sol con celdas fotovoltaicas, aunque todavía son caras y la tecnología es inaccesible para las naciones pobres.

Energía Eólica: Se amortiza perfectamente en lugares alejados de la ciudad. No es una tecnología nueva. De hecho se viene aplicando desde hace siglos. Para generar electricidad es mas apropiada que la fotovoltaica. Nuestro país tiene muy buenos vientos en la Patagonia. Allí este aprovechamiento es excluyente.

Biogás: El uso de los desechos orgánicos para proveer de gas metano a una vivienda es ideal en lugares rurales. Sin embargo, es perfectamente aplicable en la ciudad. Los productos que se obtienen de este proceso anaeróbico son ideales para fertilizar cultivos ecológicos.

Agroecología: Es la forma más inmediata de aprovechamiento doméstico. Con una huerta orgánica y crianza de animales complementarios como las gallinas y los conejos es posible autoabastecerse de alimentos sanos, variados y con muy poco insumo de tiempo. A estas técnicas con poca carga horaria se la llama permacultura.

Agua: La conversión de las aguas negras y grises en agua aprovechable por las plantas y el uso del agua de lluvia es una posibilidad real que ayudaría a solucionar, quizás, el problema mas serio de nuestro planeta: la contaminación de los mares, ríos y fuentes potables. Además, el reciclado hace posible el riego de la huerta con sostenibilidad.

Producción artesanal: Si contamos con un mercado de trueque para colocar parte de la producción a pequeña escala de alimentos, ropa, artesanías, entre otros, podremos cubrir necesidades básicas del grupo familiar y estar en mejores condiciones de participar del mercado formal.

Desde hace ya algunos años que el Programa de Autosuficiencia Regional organiza charlas y cursos de capacitación destinados a difundir tecnologías que han sido ampliamente desarrolladas. Nuestro principal aporte es ofrecerlas con un criterio integrador. Confiamos que esta publicación le resulte de utilidad en su viaje por el fascinante mundo de la autosuficiencia.

Son bienvenidas las notas y colaboraciones vinculadas a la temática de la autosuficiencia. Para ello debe pulsar "enviar noticia" que lo llevará a la planilla electrónica correspondiente. No olvide incluir el nombre de los autores y las referencias del medio donde fue publicada originalmente el artículo (libro, revista, sitio web). Su publicación en http://www.autosuficiencia.com.ar queda a criterio de los editores. Por el momento no está previsto remunerar los aportes voluntarios de los lectores. Gracias.
 
Los editores
www.autosuficiencia.com.ar


Libro relacionado:

• Guía práctica de la vida autosuficiente.  John Seymour


 



Holistika
Recomienda...
Subscribirse
Subscribirse a Nuestro Boletín
Subscribirse a
Nuestro Boletín
Calendario de Agricultura Biodinámica 2013
Calendario de Agricultura Biodinámica 2013
Calendario de Agricultura Biodinámica 2013
Un libro que trata de los movimientos de la Tierra y su relación con el cosmos. No se manifiesta sólo en fenómenos como las estaciones o las mareas, también afecta profundamente la vitalidad y el crecimiento de las plantas
Curso Recomendado
Curso huerto ecológico y<br>Taller huerto en terrazas
Curso huerto ecológico y
Taller huerto en terrazas

Madrid
Lunario 2013
Calendario Lunar para 2013
Calendario Lunar para 2013
Un clásico para horticultores, que explica la influencia de la luna sobre el crecimiento de las plantas y el huerto y también sobre nuestra salud
© 2006 Holistika • Email de ContactoAviso Legal